Si bien Tesla está centrando sus esfuerzos en llevar el Model 3 a más territorios del mundo, no se han olvidado de los otros dos vehículos que lo preceden, los Model S y Model X. La automotriz ya trabaja en la renovación de ambos vehículos, sin embargo, parece que su actualización será más importante de lo que se esperaba en un principio.

El portal Electrek reporta que, según fuentes cercanas al software de Tesla, la empresa prepara una actualización total del tren motriz. Los otros grandes beneficiados de la renovación serían el diseño interior y, por supuesto, el motor eléctrico. La iniciativa es conocida internamente como Project Raven (Proyecto Cuervo).

Por otra parte, las baterías estarían basadas en la misma arquitectura de celdas 2170 que ya tiene el Model 3. Aunque todavía no existe información sobre su capacidad, se espera que superen los 100kWh que se ofrecen en la actualidad.

Adicionalmente, las nuevas baterías aprovecharían la velocidad de carga de los nuevos Superchargers V3, los cuales permitirán una transferencia de electricidad de hasta 250kW. La fase beta de estos Supercargadores ya se instaló en San Francisco, California, de momento sólo para los Model 3. Se expandirán al resto del territorio estadounidense en el segundo y tercer trimestre del presente año, mientras que Europa y Asia deberán esperar al último trimestre de 2019.

Para finalizar, el código muestra el soporte para carga rápida CCS en los Model S y Model X, una característica presente en los Model 3 de Europa. Sin embargo, se desconoce si esta última novedad solo llegará a las versiones para el viejo continente.

¿Cuándo llegará la renovación de los Model S y Model X? Los rumores apuntan al mes de junio, pero los dirigidos por Elon Musk no ha querido revelar detalles al respecto. Aunque nada está confirmado, hace sentido que los nuevos coches aprovechen las últimas tecnologías de baterías y las posibilidades de los Superchargers V3. Seguramente en las próximas semanas surgirán más detalles.