Netflix y los servicios de video en streaming se acaban de hacer de un gran aliado en su lucha por ser considerados en los Oscar. El Departamento de Justicia de los Estados Unidos (DoJ) envió una carta a la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas en la que especifica que cambiar las reglas para impedir que las películas de Netflix puedan competir, podría violar la ley de competencia en ese país.

La reacción se da a pocos días de la junta de los miembros de la Academia en la que se presume que Steven Spielberg impulsará una nueva regla que impida competir a las películas de Netflix. El cineasta estadounidense declaró hace unas semanas que no estaba de acuerdo en que las cintas de Netflix fueran nominadas al Oscar ya que se tratan de películas para televisión, por lo tanto merecen un Emmy.

En su momento Spielberg anunció que impulsaría un ajuste a las reglas durante la reunión de los miembros de la Academia, fechada para el 23 de abril. Esto ha prendido focos rojos en la División Antimonopolio del DoJ, y ha orillado a su jefe Makan Delrahim, a enviar una carta al presidente de la Academia, Dawn Hudson.

De acuerdo con Variety, la misiva enviada por Delrahim dice que "en caso de que la Academia establezca ciertos requisitos de elegibilidad para los Oscar que eliminen la competencia sin una justificación competitiva, tal conducta puede dar pie a la sospecha de prácticas monopólicas."

Estas reglas irían en contra de la Sección 1 de la Ley Sherman, que prohibe acuerdos anticompetitivos entre competidores. El jefe de la División Antimonopolio dice que:

Si la Academia adopta una nueva regla que excluya ciertos tipos de películas — como las distribuidas a través de los servicios de streaming — de la elegibilidad para los Oscar, y esa exclusión tiende a disminuir las ventas de películas excluidas, esa regla podría violar la Sección 1.

La Ley Sherman data de 1890 y es la primera medida que impuso el Gobierno estadounidense para limitar los monopolios. La Sección 1 se encarga de delinear y prohibir las conductas anticompetitivas.

Un vocero de la Academia confirmó que recibió la carta del Departamento de Justicia y que han respondido a ella.

Spielberg y la otra cara de la moneda

El debate en torno a si las películas de Netflix, Amazon Prime y otros servicios de video por streaming deberían ser consideradas para el Óscar ha generado polémica en los sectores más conservadores. Spielberg, uno de los directores con mayor poder en Hollywood, argumenta que una película que se exhibe en video a la par que se hace en una sala de cine no debería ser considerada para un premio de la Academia.

Curiosamente Spielberg fue un personaje clave en el anuncio del nuevo Apple TV+, algo que generó críticas, sobre todo después de sus declaraciones contra Netflix a principios de marzo.

Netflix y otros directores han respondido a los alegatos anticipando que la distribución ayuda a que la cinta llegue a regiones en donde no hay una sala de cine. La película más reciente en ser nominada a 10 premios Óscar fue Roma. Dirigida por Alfonso Cuarón, la cinta ganó como Mejor Película Extranjera, Mejor Director y Mejor Fotografía.

A finales de 2018 y como requisito para que Roma pudiera competir, Netflix cambió las reglas y proyectó la película de Alfonso Cuarón en algunos cines del mundo.