Para los fanáticos que también son científicos, las probables causas y consecuencias de un clima tan perturbado son fuente de ardientes debates, de donde surgen una variedad de hipótesis al respecto.

Un planeta que no orbita

Como bien saben los fanáticos, “el invierno se acerca” y en la popular historia eso significa oscuridad y temperaturas gélidas por años, y es difícil no llegar a pensar en lo que sucedería en la Tierra si tuviéramos un invierno como los descritos en Game of Thrones.

Para Christopher Walcek, académico en el Centro de Investigación de Ciencias Atmosféricas de la Universidad de Alabany, responder a esa pregunta requiere saber cuál fue la causa que provocó que el invierno durara por años.

Entre las posibles razones de un escenario como el planteado –invierno por años– el planeta tendría que tener una órbita más alejada del Sol o dejar de orbitar completamente a mediados de febrero.

Si nos centramos en esta última posibilidad, en el hemisferio norte, los días serían cortos, las noches serían largas, y habría una alta frecuencia de tormentas de nieve, debido a la ausencia de clima cálido que derrita la nieve.

Después de solo un par de años, el clima invernal prolongado causaría cambios importantes en los ecosistemas. Los árboles y plantas de hoja caduca que normalmente brotan en la primavera no lo harían, y eso tendría ramificaciones para el resto de la cadena alimentaria.

A medida que los animales se ajustan a la reducción de la luz solar y a la disponibilidad de energía, las poblaciones de todas las especies se reducirían a un nivel mucho más bajo.

juego de tronos batalla más grande
HBO

No años, sino milenios

El invierno en Westeros es largo, pero generalmente termina después de unos años. Pero, ¿y si nuestro mundo se quedara estancado en el invierno y el frío durara milenios?

Para Walcek, ese sería un escenario solo comparable a una edad de hielo. Pero hasta en las edades de hielo hay cambios estacionales, por lo que en el caso de que la Tierra detuviera su rotación sería una edad de hielo sin estaciones.

En unos miles de años, enormes capas de hielo y glaciares se formarían en partes masivas de tierra y se extenderían sobre aldeas y valles.

El investigador explica que si se detiene la rotación de la Tierra a mediados de febrero, en el hemisferio norte, probablemente en unos cientos de años se formarían enormes capas de hielo sobre toda Europa y Canadá.

Habría enormes cambios en toda la cadena alimenticia de cada animal y planta, y la gente se inclinaría más hacia la caza, ya que sería imposible cultivar plantas, por lo que rápidamente se agotarían las reservas alimentarias.

Este artículo fue publicado originalmente en Tekcrispy