Aún no han lanzado su producto, pero ya cuentan con el respaldo de un grupo de inversores. GeoDB, fundada por los españoles Luis Gelado y Sacha Gordillo, anunciaban a principios de febrero el lanzamiento de una plataforma que vendría a cambiar la concepción del uso que los usuarios daban a los datos.

No era una idea realmente nueva, pero proponían que los propios generadores de los datos recibiesen una compensación económica por ellos. Algo que ya resonó en las oficinas de Telefónica en los primeros destellos de la ya conocida Cuarta Plataforma. ¿Cómo resolver las cuestiones de la privacidad de los datos? Este es, precisamente, uno de los dilemas de más actualidad. El escándalo de Cambride Analytica, el principio de la caída de Facebook y su uso desmedido de los datos, abría un debate en el seno del universo de los usuarios.

El sistema de blockchain propuesto por GeoDB, y que verá la luz a finales de 2019, busca que los usuarios aporten datos anonimizados y sin ningún impacto hacia ellos mismos a cambio de tockens en la misma plataforma. Cualquiera puede vender algo que genera por defecto y, del mismo modo, cualquiera puede acceder a la compra de información relevante para su negocio. Lo que, desde su punto de vista, supone la democratización del big data.

Ahora, la tecnológica de origen español, anuncian que han conseguido casi un millón de euros en su campaña de crowdfunding. Concretamente, 923.595 euros (800.000 libras); superando en 300.000 libras su objetivo y colocando a la compañía en una valoración de 3 millones de libras.

"Todo lo que sumemos hasta que finalice nos van a ayudar no solo en el lanzamiento internacional de nuestra plataforma sino también en la ampliación de nuestros equipos de tecnología y desarrollo de negocio”, explica Luis Gelado fundador y CEO de GeoDB. “La respuesta del mercado demuestra una vez más el atractivo de un proyecto que va a revolucionar el mercado, pagando a las personas por el uso que las empresas hacen de sus datos e integrando tecnologías tan innovadoras como el Big Data, el blockchain y la criptoeconomía”.

Igualmente, explican, esta operación forma parte de una primera campaña de crowdfunding que precede a una segunda ronda de financiación de inversores privados de entre uno y dos millones de euros. Esto se sumaría al millón de euros ya recaudado y, finalmente después de todo este proceso, una última ronda de 10 millones de euros de un inversor institucional. Todo esto teniendo en cuenta que, de momento, la actividad de la compañía no ha comenzado de cara al cliente.