Una de las polémicas del debate previo a las elecciones generales tuvo que ver con la mal entendida economía colaborativa. Pablo Iglesias, líder de Unidas Podemos, apuntó a la precarización de los trabajadores de las empresas de riders y a la supuesta evasión fiscal de empresas de transporte de VTC como Cabify y Uber. En el caso de la Cabify, la compañía ya ha apuntado varias veces que su operativa, su propiedad intelectual y sus impuestos se quedan en España, pero ha querido emitir un comunicado en el aclara algunos puntos y da más detalles de sus operaciones en España.

En este sentido, Cabify apunta a que cumple al 100% con sus obligaciones fiscales y paga todos los impuestos que genera su actividad en España, por lo que parece que las acusaciones del líder de Unidas Podemos, en el caso de la compañía española, no son verdaderas. Además, sobre el asunto de la fiscalidad, Cabify asegura que sus aportaciones estimadas a las arcas públicas, en el año 2018, por la actividad generada en España fue de 40 millones de euros, con 8 millones de euros derivados de IVA, IRPF y cotizaciones.

Así mismo, sobre las acusaciones de que la compañía tiene montada una suerte de ingeniería fiscal para minorar su base imposible y, por tanto, pagar menos impuestos, Cabify asegura en el mismo comunicado que no cuenta con estructuras fiscales a las que derive ninguno de los ingresos generados por su actividad en España. El 100% de su actividad en España se factura, ingresa, y declara dentro del país.

Además, la compañía ha cursado una invitación a Pablo Iglesias para que visite su sede en Madrid y le expliquen de primera mano el funcionamiento de la compañía.

👇 Más en Hipertextual