La segunda versión beta de Android Q, anunciada el pasado 3 de abril, abre la puerta a los sistemas de detección de presión sobre la pantalla –como la tecnología 3D Touch de Apple–.

La documentación adjunta a esta nueva versión hace referencia a una función denominada como "Deep Press", que se describe con el siguiente párrafo:

El flujo de eventos actual representa al usuario presionando más fuerte e intencionadamente sobre la pantalla. Este tipo de clasificación debe utilizarse para acelerar el comportamiento de la pulsación larga.

Desde 2017, Android ofrece a los fabricantes y desarrolladores la posibilidad de asignar funciones específicas a pulsaciones prolongadas. En los teléfonos Pixel, por ejemplo, una pulsación prolongada sobre cualquiera de los iconos situados en la pantalla principal abre una pequeña ventana flotante con diferentes acciones –tal y como 3D Touch permite desde el iPhone 6S–.

La detección de diferentes niveles de presión –incluida en Android Q Beta 2– lleva un paso más allá esas acciones rápidas, acelerando el proceso de interacción y reduciendo la tasa de errores.

Dínamo

Dínamo es el nuevo podcast de Hipertextual donde hablamos, discutimos, analizamos y nos obsesionamos con Apple.