El episodio 12 de la novena temporada de The Walking Dead nos mostró las dificultades a las que se enfrentan los líderes en general, en este caso dos mujeres: Alpha y Michonne. Además, pudimos ver varios hilos durante este capítulo llamado "Guardians".

Como siempre, te recordamos no seguir leyendo si no has visto este capítulo.

Es muy cierto que los líderes tienen grandes ventajas pero también grandes desventajas. Si bien por un lado dan órdenes y se evitan hacer muchos trabajos sucios, lo cierto es que no todo es así de sencillo. Ya lo hemos visto en otros momentos de este drama basado en los cómics de Robert Kirkman. Cómo olvidar la Ricktatorship y los motivos que llevaron al jefe de policía a ese límite; o a los demás líderes de grupo y, claro, a los villanos mortíferos de esta serie. Los líderes en todo momento son cuestionados por sus métodos, por sus decisiones y, aunque tengan fieles seguidores, siempre tendrán grandes opositores, algunos tan importantes que generan un cisma en el grupo a tal grado que pueden llegar a debilitarlo desde sus cimientos.

De este tipo de conflictos tuvieron tanto Michonne como Alpha, cada una con sus respectivos —y muy diferentes— modos de resolverlos. La líder de Alexandría fue confrontada por el grupo principal pues desean participar en la dichosa feria promovida por el Reino. Michonne se niega por causas más que justificadas pues precisamente al quebrar las reglas de seguridad se puso en riesgo a Rosita, a Eugene y, por supuesto, costó la vida de Jesús (¡Jesús!), el escape de Negan —y como sabemos se expusieron a muchas cosas más —.

Al terminar la reunión —que más bien da por terminada la propia Michonne— les dice que ella está velando por el bienestar de Alexandría, aunque eso suponga aislarse del resto de las comunidades. Poco después vemos que no dejan de confrontarla: primero Negan —quien le dice que puede ayudarla a convertirse en una líder a la que nadie cuestione—, y por el otro, la misma Judith, quien le recuerda a Michonne que ella es la muestra de que "las personas sí cambian". La resolución de Michonne es abrir la votación para participar o no en la feria. Muy poco después vemos como una delegación se prepara para partir a ella.

Vimos a los Susurradores regresar con Lydia, sin prisioneros, con un chico acechándolos y, más atrás, dos personajazos —tres si contamos al bellísimo Perro— siguiendo al adolescente que no deja de ponerse en riesgo y a todos sus compañeros —cuando vemos a Henry actuar así dan ganas de que Carol estuviera cerca y enfundada en su papel de quemagente—. Estos momentos con el grupo de Alpha nos revelaron muchas cosas de ellos: que Alpha ha sido una pésima madre de Lydia, que es tremendamente astuta y que es más sanguinaria de lo que pensamos.

Por supuesto Henry es descubierto y lo llevan a la "casa" de los Susurradores. Una vez ahí Alpha es confrontada por otro miembro que la reta a combatir por el liderazgo. La siniestra reacción de Alpha no deja dudas de la clase de decisiones que toma y, lo que es más desconcertante, que no tiene ni una pizca de empatía, y no acusemos aquí al apocalípsis pues la anécdota que contó sobre la lección que le dio a Lydia de pequeña es más que suficiente para saber que ya estaba rota por dentro desde mucho antes de este, y que la nueva situación del mundo sólo potenció su maldad.

Un momento memorable de este episodio es cuando Connie y Daryl —y Perro, tan listo y genial— se enfrentan a unos caminantes, pero también cómo siguen el rastro de Henry y cómo se preparan para rescatarlo. A veces se "olvida" un tanto sobre la amenaza constante —los caminantes— porque en ocasiones lucen ya como parte del paisaje. Ni qué decir de que los susurradores los usan como "recursos naturales". Así pues, Connie y Daryl se las averiguan para llevar a un grupo de caminantes hasta el corazón de la casa de los Susurradores. Con esta distracción rescatan a Henry, quien, de nueva cuenta, y como si hubiera olvidado que momentos antes estaba a punto de morir, insiste en llevarse a Lydia.

Con esta última a acción se ha firmado el conflicto con Alpha y los Susurradores. Ya está. Seguimos en la línea de un tipo de guerra troyana que se trazó desde el principio, con la diferencia de que la respuesta de Alpha ahora está más que justificada.

Notas sueltas

  • ¿Como es que un personaje tan odioso como Eugene se convirtió en un tipo tan útil, sabio, empático e incluso valiente?
  • El drama entre Rosita, Gabriel y Siddiq es aún más intrincado de lo que podíamos imaginar.
  • Es aterradora la lealtad de Beta hacia Alpha, sin duda.
  • Negan tiene una presencia tan diferente que por poco nos hace olvidar lo que hizo tiempo atrás, cuando Michonne le dice a Judith sobre ello, sin duda nos lo recordó también a nosotros.

El siguiente episodio, el 9x13, llamado "Chokepoint", nos acerca a la recta final de esta temporada y parece ser que nos tiene reservado un encuentro entre Daryl y Beta "el mejor".