Autor: Cristina Fernández

Desde que en 2008 naciera Airbnb la plataforma de alquiler vacacional no ha dejado de crecer. En estos 11 años ya tiene presencia en más de 81.000 ciudades de más de 191 países diferentes, con un total de más de 6 millones de anuncios. Pero no es la única, otras como Homeaway o Wimdu también se sumaban en estos años al boom del alquiler turístico.

Un fenómeno que más allá de tener efectos evidentes sobre el sector hotelero ha comenzado con el paso de los años a impactar en el mercado inmobiliario de las ciudades más turísticas en las que tienen presencia el alquiler turístico.

En esta línea, los investigadores Armando Ortuño (Universidad de Alicante) y Juan Luis Jiménez (Universidad de las Palmas de Gran Canaria) de Fedea han elaborado el estudio Las viviendas turísticas ofertadas por las plataformas online: estado de la cuestión, en el que se analiza, entre otros aspectos, los efectos del alquiler vacacional en el mercado inmobiliario de las ciudades en las que tienen mayor presencia.

De acuerdo al estudio, los datos analizados sugieren que la presencia de Airbnb en las ciudades tiende a producir un aumento de los precios inmobiliarios y de los alquileres convencionales, aunque ciertas fuentes estudiadas indiquen aún efectos modestos en estos ámbitos.

Como consecuencia muchas ciudades han comenzado ya a tomar medidas regulatorias y fiscales sobre Airbnb y otras plataformas similares. En este contexto el informe repasa algunas de las principales ciudades europeas, entre ellas Madrid y Barcelona, y estadounidenses para perfilar un mapa en torno a cómo se está desarrollando la legislación en torno al alquiler turístico a nivel internacional.

Así se recoge el número de viviendas en alquiler en Airbnb junto a un resumen de las medidas regulatorias que cada una de las ciudades analizadas está adoptando para regular y limitar el alquiler vacacional.

A continuación te mostramos las ciudades que se recogen en el estudio de Fedea, junto al número de viviendas aproximadas que tienen en Airbnb y las medidas adoptadas por cada una de ellas.

París, Francia – 60.000 viviendas aproximadas en Airbnb

Medidas adoptadas: Declaración previa de cambio de uso salvo en los casos de residencia principal, distinción entre zonas, límite de alquiler de 120 días, tasa turística así como mayores repercusiones fiscales.

Londres, Reino Unido – 50.000 viviendas aproximadas en Airbnb

Medidas adoptadas: La regulación impone impone un límite de 90 días de alquiler turístico. No es necesario tener una licencia para el alquiler turístico. La plataforma colabora para la recaudación de la tasa turística.

Nueva York, EE.UU. – 47.000 viviendas aproximadas en Airbnb

Medidas adoptadas: De acuerdo a la ley se debe convivir con el residente habitual si el alquiler es inferior a 30 días, debiendo además cumplirse requisitos de calidad y fiscales. Las plataformas deberán además informar sobre los propietarios a la Oficina de Cumplimiento Especial de la ley de Nueva York, incluyendo además datos sobre si se alquila la vivienda completa o solo una habitación.

Berlín, Alemania – 26.000 viviendas aproximadas en Airbnb

Medidas adoptadas: La normativa prohíbe el uso de viviendas de residencia habitual para alquilarlas, íntegras o por habitaciones, con propósitos turísticos por un periodo de menos de 60 días. Esto no es aplicable a una segunda residencia. De forma excepcional, se permite conceder licencias si resulta imprescindible para garantizar el medio de vida de propietario. En este caso, el propietario tiene la obligación de compensar a la ciudad por valor de 5 euros por metro cuadrado de vivienda puesta en alquiler.

No, please.

Roma, Italia, – 25.000 viviendas aproximadas en Airbnb

Medidas adoptadas: Es un regulación estricta en cuanto a equipamiento y enseres de las viviendas. Las habitaciones deben tener puerta y ventana, los baños contarán con wc y bidet. Deben contar con un baño cada 5 camas, sala de estar dotada de ventana, etc. Si el propietario no reside en la casa necesitará licencia y controles específicos para acreditar la vivienda como alojamiento extrahotelero. Además, está prevista la entrada en vigor de una nueva legislación de la Región de Lacio donde se obligue a utilizar un código identificativo y crear un banco de datos de alojamientos.

Amsterdam, Países Bajos – 19.000 viviendas aproximadas en Airbnb

Medidas adoptadas: Límite de 60 días máximos de alquiler, en vivienda habitual y sin carácter empresarial.

Milán, Italia – 18.000 viviendas aproximadas en Airbnb

Medidas adoptadas: Regulación estricta en cuanto a equipamiento y enseres de las viviendas. Más de tres viviendas en alquiler, obligación de constituirse en empresario.

Barcelona, España – 17.000 viviendas aproximadas en Airbnb

Medidas adoptadas: Moratoria de licencias, zonificación y ampliación de la tasa turística.

Pixabay

Madrid, España – 16.000 viviendas aproximadas en Airbnb

Medidas adoptadas: Moratoria de licencias y prevista zonificación. En determinadas zonas se ha suspendido la concesión de licencias.

Miami, EE.UU. – 7.700 viviendas aproximadas en Airbnb

Medidas adoptadas: Zonificación, autorización previa y acuerdos para recaudación de impuestos.

San Francisco, EE.UU. – 4.800 viviendas aproximadas en Airbnb

Medidas adoptadas: Solo podrán alquilarse las residencias propias, con un límite de 90 días. Además es obligatorio inscribir en el Registro, y las plataformas de alquiler son las que recaudan la tasa turística.

Santa Mónica, Los Ángeles, EE.UU. – 1.200 viviendas aproximadas de Airbnb

Medidas adoptadas: La regulación impone residencia simultánea, licencia comercial así como un impuesto del 14%. También quedan prohibidos los alojamientos menores de 30 días.

Este artículo fue publicado originalmente en Business Insider