Tras no aparecer en 2018 y mientras que se debate entre la vida y la muerte, AirPower deja todo el espacio a los cargadores inalámbricos de terceros. En ese hueco se cuela Solove, una de las empresas bajo el paraguas de Xiaomi que ha presentado un accesorio de lo más interesante.

Con una estética que recuerda a los dispositivos de Google para el hogar, llega un cargador de formato cuadrado con dos celdas de ión de litio que suman 10.000 mAh que permite cargar hasta tres dispositivos de forma simultánea: dos mediante el habitual conector USB y uno adicional de forma inalámbrica.

Con un precio de 99 yuanes en China, lo que son unos 13 euros o $280 pesos al cambio directo. Si bien es habitual que en la llegada de estos productos a occidente se vea incrementado significativamente, todavía hay mucho margen para hacerlo atractivo.

Este cargador pesa apenas 234 gramos y tiene unas dimensiones de 8 x 9 centímetros, con unos 2,3 cm de grosor. Su carga se realiza a través de un –ya vetusto– puerto microUSB, y cuenta con los habituales cuatro LED que indican su carga actual.

Es compatible con todos los dispositivos de carga que cuenten con el estándar Qi, donde entran por supuesto los últimos modelos de iPhone cuya trasera es de cristal.