Una de las cosas que me parecen más interesantes y relevantes de los coches fabricados por Tesla no es el hecho que sean eléctricos o que estén llenos de tecnología sino lo seguros que pueden llegar a ser.

Tanto el Model S como el Model X y el Model 3 han alcanzado los puntajes más altos de seguridad de la Administración Nacional de Seguridad en Autopistas de Estados Unidos o NHTSA por sus siglas en inglés. De hecho son los tres coche más seguros de la historia, según la entidad.

Otro elemento importante de la seguridad de los coches de Tesla es el sistema de conducción asistida bautizado como Autopilot, donde la marca simplemente no tiene rival. Es más natural, exacto y útil que cualquier otro fabricante de coches. Además ha sido la diferencia entre un accidente aparatoso a alta velocidad y un simple susto.

Fue lo que ocurrió días atrás con un Model 3 en una autopista estadounidense cuando un coche Toyota Corolla se salió inesperadamente de su carril y estuvo a punto de colisionar con el Tesla, pero el Autopilot hizo una corrección en la trayectoria de último momento para evitar que suceda. El video fue publicado en Reddit.

El momento fue captado en video por el propio coche —por eso tiene el tinte verde—, una función nueva disponible recientemente en la versión 9 del software de los Teslas llamada "Cámara de salpicadero" con el que se puede grabar y almacenar clips en una memoria USB para ver posteriormente.

No es la primera vez que se ha registrado al Autopilot evitando una colisión de último momento, pero sí es una de las primeras veces que lo hemos visto en acción en uno de los nuevos Model 3.