En el nuevo episodio de The Walking Dead pudimos ver dos historias que van preparando el terreno para el electrizante final de temporada que tendremos, o que al menos esperamos luego de varios capítulos preámbulo para lo que se ha llamado "la Boda roja de The Walking Dead".

Te recordamos no seguir leyendo si no has visto el episodio 9x11, llamado "Botín".

Contrario a lo que pensamos el episodio comienza con el rey Ezekiel, Carol y Jerry esperando a alguien. Luego vemos que Jesús (¡Jesús!) y Tara son los que llegan. Por el cabello a los hombros de Carol y que el buen Jesús está vivo, nos damos cuenta de que se trata de un flashback. Lo que nos revelan es que la famosísima feria se ha planeado desde hace mucho tiempo y que Maggie y Michonne estaban bastante distanciadas. Aun así, esperaban firmar un acuerdo entre las comunidades y apoyarse para la prosperidad y seguridad de todos.

Así fue el resto del episodio, seguimos la historia del rey Ezekiel, así como la del destino de Lydia y de los habitantes de Hilltop. Recordemos que Alpha y sus temibles Susurradores llegaron a las puertas de Hilltop exigiendo que les regresen a Lydia, además les prometió que no habría conflicto si lo hacían.

Desde la otra semana nos preguntábamos por qué se buscarían problemas con un grupo como los Susurradores, después de todo a penas si conocían a Lydia. Bueno, la respuesta está en Henry, que pone en peligro a toda la comunidad —y que mueran Alden y Luke— solo porque le gusta la chica. ¿Este muchacho no ha aprendido nada de su mamá y de su papá? ¿Por qué los adolescentes son tan necios y egoístas incluso en pleno apocalípsis?

Es Enid quien va a hablar con el ocurrente de Henry y le dice —no, no le dice que es un estúpido— que hay cosas que no se pueden evitar y se debe aprender a vivir con eso. Él no entra en razón y se niega, a pesar de saber que la vida de muchas personas corre peligro. Afortunadamente es la propia Lydia quien decide ir con su mamá y reintegrarse con "su gente".

Cuando Daryl va a entregar a la chica la tensión no puede ser menor. Sin embargo, los Susurradores cumplen su palabra y sueltan a Alden y a Luke. Eso sí, no se iba a perder la oportunidad de mostrar la poca humanidad del grupo de Alpha: "Somos animales", le dice a Daryl cuando este ve que traen a un bebé.

Recordemos que Connie estaba escondida en el maizal pues no alcanzó a entrar a Hilltop cuando los Susurradores llegaron. Como el bebé llora —porque, es un bebé— los caminantes se dirigen al grupo y la madre se desespera, sin embargo, a un gesto de Alpha lo deja en el piso a merced de los caminantes. Connie lo salva aunque se puso en riesgo. Pero ella no está sola y Daryl y sus amigos terminan salvándole.

Ezekiel y Jerry se proponen conseguir un bulbo para echar a andar el cine durante la dichosa feria. Acá podemos ver al genial Jerry y sus ocurrencias, también como Carol ha encontrado su lugar en el Reino. Su aventura es interesante y emotiva, aunque podemos ver que se trata de toda una preparación para los eventos más sangrientos que habrá en esta temporada.

Y bueno, como Henry no aprendió la lección, se escapa para "salvar" a Lydia. Daryl decide ir a buscarlo y Connie lo sigue. Así que ya veremos cómo resulta esta expedición en el próximo episodio (9x12) llamado "Guardians".

Preguntas sueltas

  • ¿Por qué no regresan a Henry con sus papás?
  • ¿Todos pensamos que Connie y Daryl hacen buena pareja?

👇 Más en Hipertextual