Finalmente el último gran fabricante de smartphones ha desvelado su artillería para 2019. Llega desde Japón y lo hace con una visión algo diferente a la del resto de fabricantes que, incluyendo varios de los puntos 'obligatorios' –léase: procesador de última generación, memorias generosas, pantalla OLED y juego de cámaras al completo– para este año también toma iniciativa y camino propio.

Se trata de su formato, todavía más estirado que el ya habitual y alargado que ronda los 19:9. Este ultrapanorámico lo intenta un año más reseteando el contador a cero, con una nomenclaura simplificada y que hace nueva justicia a la simplicidad del fabricante en varios frentes.

Xperia 1 vs Galaxy S10+, iPhone XS Max, Mate 20 Pro y Pixel 3 XL

Estrellamos por tanto las característifcas principales de este Xperia 1 contra los principales competidores de gran formato para este año, donde nos encontramos una ya multitud de fabricantes asentados, cada uno con sus puntos fuertes y acercamientos interesantes a un gama alta actual.

Rápidamente, el Xperia 1 cuenta con una pantalla 21:9 en formato ultrapanorámico y resolución 4K –alargada, eso sí–, el reciente Snapdragon 855 junto a unos ya básicos 6 GB de RAM y 128 GB de almacenamiento y su triple cámara, además de un sistema de grabación panorámico y el que prometen ser adio de alta definición.

El más reciente es el Galaxy S10+, un grande con características más que sobradas, pantalla a gran resolución y con un juego de cámaras similar en cuanto a su espectro de posibilidades: de gran angular a zoom. Sony evita, eso sí, tanto la pantalla perforada como el 'notch', al menos de momento.

Continuando otro de los teléfonos de referencia que, aunque cuenta ya con unos meses en el mercado, es de consideración obligatoria dados los precios a los que nos vamos enfrentando. El iPhone XS Max 'Gran iPhone' de finales de 2018 se queda en la doble cámara, a falta de un gran angular que complete esta oferta. Se alternan como método de desbloqueo además, un sensor de huellas dactilares por Face ID.

Huawei es otro de los que este año ha sorprendido con su Mate 20 Pro, la versión extravitaminada de lo que un día se llamó phablet y que es hoy la categoría casi por defecto del entusiasta de la telefonía, aunque le pese a otra parte. De nuevo, enfrentamos al reciente Snapdragon 855 con el Kirin 980 y su media generación a cuestas.

Por último en la selección nos encontramos al Pixel 3 XL, el gran teléfono de Google y que tan buenas críticas se ha llevado, especialmente en su cámara. Con un acercamiento muy diferente, de una sola lente pero echando una buena ración de algoritmos a en su interior, se basta para pelear con un Snapdragon 845 que –eso sí– ya tiene un añito.

Dínamo

Dínamo es el nuevo podcast de Hipertextual donde hablamos, discutimos, analizamos y nos obsesionamos con Apple.