Atrás quedaron los tiempos en los que comprar un smartphone procedente de China era símil de baja calidad, de posibles problemas en asuntos relativos a la garantía y de desconfianza, en general. Los teléfonos inteligentes de los fabricantes asiáticos cada vez gustan más en Europa, una tendencia creciente que se ha afianzado en el viejo continente a lo largo del pasado año y que deja unos datos preocupantes para el resto de compañías del sector.

En un nuevo informe, la firma de análisis Canalys ha publicado los datos de ventas y cuota de mercado de los actores principales del panorama europeo, que evidencian el crecimiento de las firmas originarias de China y el detrimento de las más tradicionales Samsung y Apple. Tanto es así, que los smartphones originarios de este país suponen ya un tercio del total de las ventas anuales en Europa (32 %).

Cuando las ventas de unos caen, las de otros crecen

Tanto Huawei como Xiaomi han brillado a lo largo del año, haciéndolo de manera aún más especial en el último trimestre de 2018. Huawei, por ejemplo, ha conseguido colocar en el mercado 13,3 millones de unidades de smartphones en el Q4, alcanzando un 23,6 de cuota de mercado en lo que supone un aumento del 55,7 % respecto al mismo trimestre del año anterior (54 % en el cómputo anual). En el mismo periodo, Xiaomi –quien comenzó su expansión europea en noviembre de 2017– ha visto aumentadas sus ventas en un 62 %, alcanzando los 3,4 millones de smartphones vendidos.

En el lado contrario de la moneda tenemos a una Samsung y una Apple que, si bien mantienen las posiciones de primera y segunda, respectivamente, por volumen, de ventas, se vez amenazadas por la voraz Huawei. La compañía surcoreana ha bajado sus cifras de ventas en un 1 % en este último trimestre, pero un 10 % en la suma total del año. Para la de Cupertino los resultados no son mejores, habiendo descendido un 5,1 % en el Q4 y un 6 % en el conglomerado de todo el año.

https://hipertextual.com/2019/02/huawei-ee-uu-campana-politica

Estos resultados ponen aún más en valor la capacidad de las compañías chinas para vender al ritmo al que lo han estado haciendo, y plantean un 2019 en el que puede haber muchas sorpresas si continúan así. Toda la situación podría haber sido propiciada, según aseguran desde Canalys, por los continuos desaires de Estados Unidos hacia la tecnología proveniente de China. Así lo expresa uno de sus analistas:

La situación política entre las empresas chinas y el gobierno de los Estados Unidos ha beneficiado a los consumidores europeos. La Administración de los Estados Unidos está causando que las compañías chinas inviertan en Europa antes que en Estados Unidos. El mercado europeo está maduro, y las tasas de reemplazo se han alargado, pero las marcas chinas tienen la oportunidad de desplazar a los líderes del mercado. Las características de Huawei y Xiaomi traen una competencia de precios que ha sorprendido a sus rivales, quienes usan su tamaño contra las marcas más pequeñas de Europa.