Cada año, con la celebración de los Premios Óscar, es común ver que las cintas nominadas se filtren en internet. Durante mucho tiempo las personas dependieron de los screeners, que consisten en una versión ripeada del DVD que se le otorga a los miembros de la Academia para su consideración, y que regularmente termina en los sitios P2P.

En 2019 las cosas han cambiado. De acuerdo con cifras de Andy Baio, un experto que analiza las cintas que se piratean en temporada del Óscar, en esta edición hubo la menor filtración de screeners de los últimos quince años. Apenas 7 películas fueron filtradas en ese formato, contrario a las 30 que se liberaron en 2007.

El sitio TorrentFreak enumera una serie de variables que pudieron ocasionar este comportamiento. Por un lado, el DRM que se incluye en los DVD que se otorgan a los miembros de la Academia ha sido más difícil de romper. Por otro, formatos como los WebRips y WebDLs que ofrecen mejor calidad, se filtran antes por lo que ya no es necesario liberar el screener.

Un caso interesante es Roma, ganadora como mejor película extranjera y mejor director. La cinta de Netflix llegó a la red en un formato de buena calidad por lo que no fue necesario filtrar el DVD de la Academia.

'Screener': un formato polémico

Desde hace mucho que la Academia depende del formato DVD para que sus miembros tengan oportunidad de analizar las películas. Los screeners han contado con diversos tipos de protección que van desde el DRM en el disco, hasta las marcas de agua que especifican el nombre de la persona a la que se otorgan.

En algún momento se implementó una protección que obligaba a la persona a utilizar un reproductor de DVD único y autorizado, algo que terminó por desecharse luego de las críticas. La marca de agua es la protección más eficaz para rastrear el origen de una copia filtrada, aunque a la fecha no se sabe de algún miembro que haya sido castigado.

En 2014 la presentadora Ellen DeGeneres estuvo involucrada en la distribución ilegal de una copia de La increíble vida de Walter Mitty, ya que su nombre aparecía como marca de agua al principio y final de la película que podía ser descargada de internet.

La Academia ya ha experimentado con archivos digitales, sin embargo estos resultan más fáciles de crackear. El grupo EVO dice que el DRM de las películas es una burla y que los archivos MP4 están listos para recodificarse y ser distribuidos.

Lo cierto es que tanto en las películas como en los juegos, el DRM no es algo que sea imposible de romper. Solo es cuestión de días para que alguno de los grupos de la escena descubra el modo de deshacerse de él y ofrezca la película para la consideración de todos.