Oppo ha celebrado este sábado su "evento de innovación", como ha sido bautizado por la marca, enfocado a mostrar las últimas novedades de la firma. En él hemos visto presentado su nuevo zoom de hasta 10 aumentos sin pérdida de calidad, y la compañía asiática ha aprovechado también para introducir su nuevo smartphone con conectividad 5G, una de las tendencias del momento entre los fabricantes.

El 5G es uno de los términos calientes durante el MWC, y Oppo no ha querido perder la oportunidad de aportar su granito de arena al hype generalizado que existe al respecto con el anuncio de que su primer smartphone con 5G será también el primero del mundo en combinar esta tecnología con el procesador Snapdragon 855. Promete así aunar dos de los principales aspectos que son tendencia en pro tanto de la velocidad de conexión y desempeño como, por qué no decirlo, del marketing.

El anuncio ha sido realizado por el propio Cristiano Amon, CEO de Qualcomm, aunque no se ha ofrecido una temporalidad concreta acerca de cuándo podrá ver la luz este dispositivo, que integrará también el módem de conectividad X50 de la firma de San Diego. Otras compañías, como Samsung, tendrán su smartphone 5G listo para su venta antes de verano.