Samsung también aprovechó su último evento para presentar los Galaxy Buds, auriculares inalámbricos que sustituyen a los Gear IconX lanzados el año anterior. Se tratan de los primeros audífonos de la empresa surcoreana que incorporan carga inalámbrica —estándar Qi— a través de su estuche, una característica que se ha ido popularizando entre varios fabricantes.

El estuche integra una batería de 252 mAh, mientras que cada auricular alcanza los 58 mAh. Si bien podrán recuperar energía en todo tipo de cargadores inalámbricos, Samsung ha destacado la posibilidad de cargarse en la superficie trasera de los Galaxy S10, mejorando así la experiencia de uso para los compradores de ambos productos.

Según la información del fabricante, los auriculares ofrecen hasta 6 de reproducción de música y 5 en llamadas. El estuche, con puerto USB-C, puede dar una carga de hasta 7 horas, de las cuales 1,7 se pueden obtener en tan sólo 15 minutos gracias a la función de carga rápida. Como era de esperarse, los Galaxy Buds son compatibles con Bixby, el asistente virtual de Samsung.

Prometen que han mejorado la calidad de sonido gracias a la intervención de AKG, firma responsable de la experiencia de audio. Ahora es posible escuchar lo que sucede alrededor sin la necesidad de retirar los audífonos. Otra de las novedades es la incorporación de dos micrófonos para que la voz se envíe de manera clara.

Los auriculares llegan con conectividad Bluetooth 5.0 y resistencia al agua y sudor —certificación IPX2—, ideal para usarlos en sesiones de ejercicio. Su precio será de 129 dólares o 149 euros; ya se encuentran disponibles en preventa en tres colores distintos: Negro, blanco, amarillo fosforito. Los envíos comenzarán a partir del 8 de marzo.

Dínamo

Dínamo es el nuevo podcast de Hipertextual donde hablamos, discutimos, analizamos y nos obsesionamos con Apple.