El CEO de Microsoft, Satya Nadella, se manifestó a favor de seguir vendiendo HoloLens al Ejército de Estados Unidos. Luego de que empleados publicaran una carta en donde rechazaban que se usara su trabajo para fines letales, el jefe de la tecnológica dijo que se trata de una decisión de principio y que fueron muy transparentes cuando fue tomada.

En entrevista con CNN, Nadella apuntó:

Celebramos el diálogo con nuestros empleados de manera continua y cuando [este acuerdo] se dio, deliberamos y tomamos la decisión de principio de que no vamos a retener la tecnología de las instituciones que hemos elegido en las democracias para proteger las libertades que disfrutamos

El CEO de Microsoft mantiene abierto el canal de comunicación con sus empleados y dice que el diálogo continuará. También dijo estar atento a la responsabilidad que tienen como corporación sobre las consecuencias no deseadas de la tecnología.

Los $479 millones de dólares que pagó el Departamento de Defensa de Estados Unidos no son cualquier cosa, menos para apoyar una tecnología nueva como la realidad mixta de Microsoft. Las palabras de Satya Nadella caen como balde de agua fría para los firmantes de la misiva que se niegan a que HoloLens sea utilizado para aumentar la letalidad del ejército.

El Subsecretario de la Fuerza Aérea de EE.UU. utiliza HoloLens (foto Madeleine E. Remillard)

Los empleados de Microsoft han criticado que su trabajo se vaya a aplicar en el sistema de realidad aumentada IVAS, del cual dicen "convertirá la guerra en un videojuego simulado", alejando a los soldados de la realidad.

El gigante de Redmond proveerá 100.000 gafas HoloLens a las tropas estadounidenses con el fin de mejorar al detectar, decidir y enfrentar al enemigo. En términos del Departamento de Defensa: incrementará la capacidad letal de los soldados al utilizarse como aditamento en el campo de batalla.

Hace apenas unas horas que fueron reveladas las HoloLens 2, una versión más compacta y potente de las gafas de realidad mixta de Microsoft. El campo de visión, principal inconveniente de su antecesor, ha sido aumentado al doble, mientras que el tamaño y peso sugieren una experiencia más cómoda e inmersiva para los usuarios.

Satya Nadella confirmó que las gafas de $3.500 dólares no serán destinadas al usuario final, sino a empresas. Es ahí donde la tecnología ha encontrado su nicho y sus creadores no planean dar un paso hacia atrás.

Dínamo

Dínamo es el nuevo podcast de Hipertextual donde hablamos, discutimos, analizamos y nos obsesionamos con Apple.