Uno de los beneficios de la inteligencia artificial es que permite a los dispositivos realizar tareas cada vez más complejas, sin que los humanos tengamos que esforzarnos en desarrollarlas. De la misma forma que las calculadoras nos ayudan a sumar sin necesidad de hacer cuentas, ahora los traductores nos ayudarán a comunicarnos entre distintos idiomas sin aprenderlos.

El traductor de Google ha sido hasta la fecha uno de los más competentes en varias decenas de idiomas durante años. Eso dista mucho de mantener conversaciones en directo, claro. Tras anunciarlo en el pasado CES 2019 Google activa el modo intérprete con traducción instantánea para comunicarnos entre distintos idiomas en varios dispositivos como el Google Home Hub.

Si bien solo es posible activarlo entre desde unos pocos idiomas —español, inglés, francés, alemán, italiano y japonés–, el sistema traducirá entre los siguientes: español, checho, danés, holandés, inglés, finlandés, francés, alemán, griego, hindi, húngarp, indonesio, italiano, japonés, coreano, mandarín, polaco, portugues, rumano, ruso, eslovaco, sueco, tailandés, turco, ucraniano y vietnamita.

Las primeras pruebas de este modo no parecen demasiado alagadoras. Y es que a los errores de traducción habituales se suman los de comprensión de las palabras de los interlocutores y, por si fuera poco, los de comprensión de estos. Por tanto, no recomendaría esta característica en conversaciones demasiado relevantes por el momento.

Cómo activarlo

Es necesario asegurarse de que el dispositivo –Google Home, Home Mini, Home Max o Home Hub– cuenta con la última versión de software. Un reinicio del mismo debe forzar esta instalación. Las instrucciones son tan sencillas como decir las palabras mágicas, "Ok, Google" y a continuación un comando similar al siguiente:

  • "Sé mi intérprete italiano."
  • "Ayúdame a hablar español."
  • "Interpreta de polaco a holandés."
  • "Intérprete chino."
  • "Activa el modo intérprete."

Para finalizar, un comando como "parar" o "salir" será suficiente.