Google presentó Adiantum, un nuevo cifrado que estará disponible en dispositivos de gama baja. La idea de la empresa es ofrecer protección para todos, incluidos aquellos que no cuentan con un teléfono de altas prestaciones.

Adiantum llega como alternativa al AES (Advanced Encryption Standard), un estándar de cifrado que se encuentra en teléfonos de gama media y alta con procesadores ARMv8. El problema para la gama baja es que estos móviles no siempre cuentan con un procesador compatible con AES, lo que afecta la experiencia de uso ya que el móvil se vuelve extremadamente lento.

El nuevo sistema está basado en el cifrado de flujo ChaCha20 y toma algunas características de AES. Las pruebas de rendimiento en un terminal con chip Cortex-A7 a 1.19 GHz son contundentes. Adiantum se desempeña cinco veces más rápido que el cifrado AES-256-XTS manteniendo su nivel de seguridad.

Adantium vs AES-256-XTS en un gama baja

Cifrado para los próximos mil millones de usuarios

Con Adiantum, Google piensa en los terminales que se distribuyen en países en vías de desarrollo. Hace un par de años que la empresa se comprometió con este mercado al anunciar Android Go, una capa pensada en teléfonos con menos de 1 GB de RAM. Go no es una versión distinta de Android, sino una capa que consume menos recursos y cuenta con aplicaciones optimizadas.

Un cifrado para terminales con Android Go es más que bienvenido. Lo mejor es que la oferta no será enfocada únicamente en teléfonos, también estará disponible en televisores con Android TV y relojes con Wear OS.

Los fabricantes tendrán la opción de activar Adiantum en dispositivos con Android Pie o superior, aunque se sugiere que solo sea en aquellos que no cuenten con las extensiones de criptografía de ARMv8.