La compañía de carsharing Emov continuará su andadura en la capital española con el despliegue de nuevos vehículos a partir de marzo. Y no serán más Citroën C-Zero como los que opera habitualmente este servicio del grupo PSA, sino furgonetas Berlingo Electric que seguirán el modelo de alquiler por minutos que la firma lleva prestando desde hace algo más de dos años en las calles de Madrid.

Los nuevos vehículos de Citroën serán únicamente cinco unidades en su comienzo, que se unirán a la flota de 600 coches que Emov tiene ya distribuidos por la ciudad. Estas se encontrarán destinadas a analizar el funcionamiento inicial de un servicio que la compañía tiene previsto ampliar antes de verano. Con 170 kilómetros de autonomía con una sola carga, las furgonetas estarán disponibles en el mismo campo de acción en el que se ha estado trabajando hasta ahora.

El usuario podrá identificar este tipo de vehículo en la aplicación a través de un símbolo especial, siendo el primer servicio en ofrecer dos modalidades de transporte. El precio por minuto, según han confirmado desde la compañía a Hipertextual, se mantendrá exactamente igual que el de los coches.

Para momentos puntuales

El objetivo que persigue Emov con la implementación de las furgonetas es dar servicio a todas aquellas personas que necesiten transportar bultos de manera puntual, algo complicado de efectuar en el reducido espacio con el que suelen contar los vehículos de carsharing tal y como los conocíamos hasta ahora. Con ello esperan atender una necesidad no cubierta en el mercado ahora mismo por ninguno de los jugadores que actualmente operan en Madrid.

Habra que esperar para ver, por tanto, cuál es la acogida que tienen las furgonetas, si los usuarios están dispuestos a hacer uso de ellas y cómo encaja su plan en una gran urbe que actualmente se encuentra lidiando contra el tráfico y la congestión en los desplazamientos. Lo sabremos en apenas un mes.