El pasado 15 de febrero se anunciaba lo inevitable: elecciones anticipadas para el próximo 28 de abril. De esta forma, al no conseguir sacar adelante los presupuestos, Pedro Sánchez concluye la legislatura.

En el limbo quedan las leyes ya aprobadas y que están relacionadas con los presupuestos, como el Real Decreto-ley 3/2019 aprobado el 8 de febrero durante el Consejo de Ministros. La Confederación de Sociedades Científicas de España (COSCE) ha advertido este viernes que "no aprobar el Real Decreto-ley 3/2019 en esta legislatura podría generar un colapso de la ciencia".

El Congreso ya ha refrendado esta ley, por lo que se podría aplicar perfectamente. Sin embargo, hasta que no pasen las elecciones y se constituya un nuevo Gobierno, las instituciones esperarán a asignar el dinero. Esta decisión perjudica a la ciencia porque, aunque los proyectos sigan adelante, no todos los experimentos pueden esperar. Y los investigadores tampoco, ya que se tienen que repartir las becas y con el dinero bloqueado, no se puede hacer.

Por otra parte, desde COSCE apuntan a que el Real Decreto-ley 3/2019 de medidas urgentes en el ámbito de la Ciencia, la Tecnología, la Innovación y la Universidad no es suficiente para que este área salga adelante: "No va a curar todos los males del sistema español de ciencia, tecnología e innovación, ya que para ello es necesario desarrollar de una vez políticas científicas, que son responsabilidad no solo del necesario Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades, sino de todo el Gobierno; pero la ciencia española es un enfermo que necesita de inmediato cuidados intensivos si quiere llegar viva a la próxima legislatura", apunta Nazario Martín, presidente de la COSCE.

Aunque el Real Decreto-ley es un remiendo y todavía queda mucho trabajo por hacer, "es un paso indispensable para plantear a continuación medidas de carácter estructural que eviten nuevas disfunciones en el sistema”, afirma Martín.