Hace unas horas teníamos conocimiento de que Apple, de la misma manera que ya hiciera con Facebook, había retirado a Google su certificado de desarrollador empresarial. Esto se traducía en la inoperatividad de numerosas aplicaciones de la empresa, desde aquellas en fase beta de YouTube o Gmail, por ejemplo, hasta aquellas utilizadas de manera específica por los empleados para comunicarse entre ellos, desplazarse por el campus o ver el menú de la cafetería.

Habiéndose resuelto el caso de Facebook tras la puesta en contacto entre Apple y la firma de Mark Zuckerberg para cercar posturas, tocaba hacer lo propio con Google, con la que el proceso ha sido aún más rápido. Recientemente la compañía ha confirmado que sus aplicaciones habían vuelto de nuevo a funcionar de manera regular, poniendo fin así a una situación de tensiones entre las tecnológicas norteamericanas.

https://hipertextual.com/2019/01/apple-facebook-permiso-probar-aplicaciones

Las aplicaciones de la discordia

Esta situación tenía lugar a raíz del descubrimiento de que Facebook había estado abusando de sus permisos de desarrollador empresarial para distribuir una aplicación que pagaba a los usuarios por acceder a todos los permisos de sus smartphones y escrutar sus mensajes privados, conversaciones y todo tipo de información. Posteriormente se descubrió que Google había estado llevando a cabo una conducta similar a través de otra de sus aplicaciones.

https://hipertextual.com/2019/01/facebook-espiar-telefonos-adolescentes

Ambas firmas cesaron el uso de dichas apps tras descubrirse la situación, pero ya era tarde para evitar las acciones de una Apple a la que se pedía que fuera ejemplarizante ante la flagrante violación de sus términos de uso. Y así fue, aunque para muchos el periodo de suspensión ha sido demasiado breve como para que haya supuesto una preocupación real para ninguna de las dos compañías afectadas.

Dínamo

Dínamo es el nuevo podcast de Hipertextual donde hablamos, discutimos, analizamos y nos obsesionamos con Apple.