Luego de conocerse que varias aplicaciones graban la pantalla del iPhone sin advertir al usuario, Apple se pronunció en contra de esta práctica. La empresa de Cupertino notificó a los desarrolladores que deben advertir al usuario cuando realicen una captura de pantalla o cualquier registro de su actividad, de lo contrario la aplicación será eliminada de la App Store.

Empresas como Air Canada, Expedia y Hoteles.com, entre otras, utilizan un software de análisis de Glassbox, el cual graba la pantalla del iPhone sin que el usuario lo sepa y almacena la información en servidores de terceros.

Esto no solo representa una invasión a la privacidad, sino una violación a las Políticas de Revisión de la App Store. El apartado 2.5.14 de esta normativa dice:

Las aplicaciones deben solicitar el consentimiento explícito del usuario y proporcionar una indicación visual clara al grabar, registrar, o realizar un seguimiento de la actividad del usuario. Esto incluye cualquier uso de la cámara del dispositivo, el micrófono u otras entradas del usuario.

Un desarrollador confirmó a TechCrunch que recibió el correo de Apple en donde se le indica que su aplicación utiliza un software de análisis. La app debe contar con consentimiento del usuario e indicar de manera clara cuando realice este tipo de acciones. Los desarrolladores están obligados a cumplir con las reglas, de lo contrario la aplicación será eliminada de la App Store.

Clara invasión a la privacidad

La respuesta de Apple ha sido contundente y obliga a las empresas a actuar de manera transparente. Las Políticas de la App Store piden consentimiento del usuario y una indicación obvia de que su actividad está siendo registrada en la aplicación (algo así como cuando grabamos pantalla desde el Centro de Control).

De las aplicaciones analizadas por TechCrunch y The App Analyst, la de Air Canada se lleva el primer lugar a la filtración de datos sensibles. Esta app capturó imágenes con nombres, números de pasaporte e información de tarjeta de crédito sin ocultar los datos antes de transmitirlos.

La herramienta de Glassbox ofrece enmascarar estos campos, sin embargo no funcionó correctamente en la aplicación de Air Canada. Empleados de la aerolínea y la empresa de análisis pudieron acceder a esta información sin que los usuarios se enteraran.

Las acciones de Apple coinciden con la solución del fallo de seguridad de FaceTime por medio de una actualización de sistema. La empresa de Cupertino no puede arriesgarse a quedar mal en su discurso de protección a la privacidad de sus usuarios, algo que a otros parece no importar.