Noveno día de huelga, y noveno día de negociaciones estancadas. La situación parece haber entrado en dique seco por varios motivos. Por un lado, al taxi se le están acabando los recursos para presionar. Terminado FITUR y habiendo perdido la baza del bloqueo de las principales arterias de la capital, pocos focos de protesta les quedan más allá de la sede del Partido Popular en la céntrica calle Génova o en la Puerta del Sol frente a la Comunidad de Madrid. Por otro lado, la propia Comunidad de Madrid liderada por Ángel Garrido; un presidente que no opta a la reelección dentro de unos meses y que poco tiene que perder a la hora de enfrentarse a la polémica del momento. Igualmente, la llamada a ser sustituta de Garrido, ha apoyado la posición de este; Isabel Díaz Ayuso, candidata del Partido Popular, en una entrevista en Onda Cero coincide en la idea de "no ceder al chantaje".

Hoy, como tantos días atrás, hay pendiente una nueva sesión de negociaciones. El nuevo documento, entregado a la Comunidad de Madrid, se centra en el punto de las precontrataciones y en que los coches VTC estén, al menos, a 5 km de distancia del usuario. Algo que Garrido ya ha rechazado en varias sesiones por considerar que supone promocionar a un sector por encima del otro. Añade, además, un mensaje para Cataluña –comunidad con la que tiene el objetivo de diferenciarse hasta el extremo– donde existe una normativa para parar la construcción de hoteles (por el efecto Airbnb). Para Garrido, Madrid es un territorio de libre mercado; para el taxi, por su parte, la mencionada precontratación es su mayor exigencia. A las 10:00 comparecerá la coordinadora de transporte. La agenda del sector presupone que la Comunidad volverá a rechazar sus propuestas, puesto que de nuevo hay prevista una concentración en la sede del Partido Popular entre las 11:00 y las 13:00, para pasar a las 17:00 a su concentración habitual en la Puerta del Sol.

Por su parte, el abogado de Elite Taxi Elpidio José Silva, y el líder del sector Tito Álvarez se dirigen a Bruselas con el objetivo de reunirse con representantes del Parlamento.

A todo este proceso se le une un nuevo punto: el objetivo de Garrido de reducir licencias de taxi y aumentar las de las VTC. La duda estaría en si existiría el famoso fondo de compensación que la Generalitat ya está poniendo en marcha y si esta decisión cumpliría con la sentencia del Tribunal Supremo del pasado junio, donde se blindaba la reforma del ROTT y la proporción 1/30 del mismo texto.