Desde el primero de enero, Steam ha dejado de funcionar en los sistemas operativos Windows XP y Windows Vista. Para poder seguir disfrutando de la plataforma de juegos desarrollada por Valve, la empresa sugiere que se actualicen a versiones más recientes del sistema de Microsoft.

La compañía ha declarado que esto se debe a que Steam se ejecuta en una versión integrada de Google Chrome que ya no funciona en versiones viejas de Windows. Además, la tienda de juegos de Valve requerirá de funciones y actualizaciones de seguridad que están presentes en Windows 7 y superiores.

Esto quiere decir que los usuarios con Windows XP y Vista ya no podrán entrar a la tienda en línea ni ejecutar sus juegos. De acuerdo a la "Encuesta sobre hardware y software de Steam" de diciembre, el número de sus usuarios que aún siguen jugando en esos sistemas operativos es muy reducido (0,21%), por lo que esta afectación no es tan grave.

De cualquier manera, siempre es importante contar con sistemas operativos recientes por el soporte y parches de seguridad, sin contar con las nuevas funciones que integran para ofrecer una más grata y segura experiencia de usuario. Un ejemplo de lo anterior es el chat de Steam, que desde finales del 2018 sólo era compatible con Windows 7, Windows 8 y Windows 10.

Actualmente el sistema operativo más usado en la plataforma de Valve es Windows 10 (66,54%), seguido de Windows 7 (27,21%).