Aunque su presentación oficial no se espera hasta, con suerte, la última semana de febrero, las primeras unidades del Samsung Galaxy S10 ya comienzan a posar ante las cámaras.

Una nueva imagen compartida por Evan Blass -periodista de Venture Beat- muestra el aspecto del frontal del equipo, caracterizado por unos marcos más reducidos y un pequeño orificio a través del cual se asoma la cámara frontal. Blass, además, asegura que el nuevo modelo permitirá cargar inalámbricamente otros dispositivos, una característica que Huawei ya ofrece en el Huawei Mate 20 Pro.

Samsung podría presentar hasta tres variantes diferentes del Samsung Galaxy S10, de las cuales solo una contaría con un mayor número de cámaras en la región posterior y un sistema de reconocimiento facial en la zona frontal. También se espera una versión con conectividad 5G, disponible solo en algunos mercados y operadores.

En la primera mitad de año, Samsung también podría desvelar su primer teléfono plegable –conocido como Galaxy Flex o Galaxy F–. La empresa surcoreana mostró un primer concepto durante su conferencia anual de desarrolladores, pero se espera que el primer modelo disponible comercialmente se presente antes de verano.

Samsung afronta 2019 con la necesidad de sorprender, innovar y elevar sus cifras de ventas. Según los datos registrados por Counterpoint Research, la empresa surcoreana distribuyó 11 millones de teléfonos menos entre los meses de julio y septiembre, mientras que su mayor rival, Huawei, creció de forma significativa en el mismo periodo comparado con el año previo. La empresa china espera sobrepasar a Samsung y convertirse en el mayor fabricante de smartphones antes de 2020.