Era un secreto a voces tras los rumores de hace unos meses tras la estela que dejó Microsoft en el E3. Su futuro, estaba en la nube, aunque el modelo de suscripción que la compañía había puesto sobre la mesa, el actual Xbox Game Pass, partía de un concepto similar pero diferente: una suscripción mensual que nos permite jugar a cualquier título disponible sin límite, pero los juegos se descargan como las compras tradicionales. No obstante, los detalles sobre el rumoreado xCloud empezaban a ser visibles, y las intenciones de la compañía de llevar parte de su negocio al streaming y a la nuble empezaban a verse en el horizonte.

Ahora es el propio CEO de Microsoft el que confirma que la compañía está trabajando en una plataforma de videojuegos en streaming basada en un modelo de suscripción, un "Netflix pero para juegos", que tendría como acompañante en el mercado a Amazon con su propia plataforma, también rumoreada, y a Sony con una evolución de su actual PS Now, que tiene un premisa muy similar. De hecho, esto no es nuevo en la compañía: en octubre Microsoft presentaba su primer video promocional de xCloud, u apuntaba a una beta en algún momento de 2019.

La base de xCloud es la de llevar los blockbusters de Microsoft y grandes títulos de terceros a cualquier tipo de dispositivo sin necesidad de grandes dispositivo de hardware en el lado del cliente, y que incluso pueda correr sobre redes 4G permitiendo el juego multijugador, es decir, reduciendo al máximo la latencia del sistema.

Con la confirmación del CEO, y más allá del video conceptual de octubre, ahora sabemos que Project xCloud es una realidad para Microsoft, y sin duda una apuesta de futuro para la industria del videojuego, siendo además la compañía de Redmond uno de los actores más importantes, y cuyos movimientos tiene una respuesta significativa tanto para los jugadores como para sus competidores.