M. Night Shyamalan, el creador y director de la épica trilogía de El protegido (2000), Split (2016) y la nueva Glass (2019), ha explicado por qué ha rechazado las ofertas de Marvel y de DC Entertainment para hacer sus películas de superhéroes.

En una entrevista con Yahoo Movies UK para promover el estreno de Glass este viernes, el también director y creador de Sexto Sentido (1999) declaró que no quiere "diluir su estilo" de realización cinematográfica, y agregó:

Quiero asegurarme de que sea correcto para todos. Tengo un fuerte acento [de cine]. Es muy particular, y la mejor versión de ello es mantener el acento.

El director indio se ha destacado por ser además el escritor de sus propios filmes, como también fue el caso de The Last Airbender (2010), basada en la exitosa serie de dibujos animados Avatar: La leyenda de Aang de Nickelodeon.

Para hacer una película para Marvel o DC Entertainment, tendría que adaptar su estilo al de estos universos cinematográficos y tampoco le permitiría tener el mismo control sobre la producción como la ha tenido con la trilogía protagonizada por Samuel L. Jackson, Bruce Willis y James McAvoy.

"¿Esas películas [de Marvel y DC] son ​​un lugar para eso [su estilo]? ¿O es apropiado para eso? Porque ellos, en sí mismos, tienen su propio sazón. ¿Quieren este otro Tabasco [la salsa] allí? Así que es una pregunta filosófica. No significa nunca [lo haré], pero es muy difícil de imaginar. Los cineastas que tienen un fuerte acento, no necesariamente quiero que hagan esas películas", ahondó Shyamalan.

El cineasta no está hablando de algo que no haya ocurrido. Ese fue el motivo por el cual Edgar Wright, director de Baby Driver (2017), terminó abandonando Ant-Man (2015). Posteriormente, Marvel terminó argumentando que su salida se debió al típico "diferencias creativas". "Quería hacer una película de Marvel, pero no creo que ellos realmente querían hacer una película de Edgar Wright", señaló Wright en su momento.

Finalmente, el también productor de La joven del agua, Señales (2002) y El bosque (2004) aclaró que esta situación tampoco es culpa de nadie, pues es entendible que los estudios quieran mantener el estilo que han establecido en sus películas ya que es lo que le ha gustado a los fans.

El protegido, protagonizada por Bruce Willis como David Dunn hace poco más de una década, se convirtió en una de las obras de culto de Shyamalan. Además, es de las pocas películas dentro del género de los superhéroes que no trata de un personaje salido de los cómics de Marvel o DC.

Glass (o Cristal), que se estrena en cines este 18 de enero, retomará la historia de Dunn 18 años después. Él, el villano de Split (Fragmentado), el Kevin Wendell Crumb de McAvoy, y el Elijah Price, Mr. Glass, de Jackson, serán reunidos en un centro especial, donde serán pacientes de la doctora Ellie Staple, la psiquiatra interpretada por Sarah Paulson.