A pesar de la gran popularidad de Fortnite en todo el mundo, no todo son buenas noticias para Epic Games. Desgraciadamente, hackers se están aprovechando para crear negocios ilícitos usando el battle royale. Desde el año anterior se incrementaron los reportes de robo de cuentas para comercializarlas en el mercado negro, pero esas actividades se han expandido hacia otros métodos igual de efectivos.

Hace un par de días el medio británico The Independent reveló cómo un grupo de ciberdelincuentes lava dinero en el juego. El proceso consiste en robar tarjetas de crédito para comprar la moneda virtual de Fortnite —paVos— y revenderla a menor costo. La venta sucede en la Dark Web, pero algunos vendedores usan redes sociales como Instagram o Twitter para promocionarse. La mayoría usa transacciones en Bitcoin para evitar ser rastreados.

Lo más preocupante es que Epic Games no se había pronunciado sobre la situación, hasta ahora. El estudio de Carolina del Norte aseguró a The Hollywood Reporter que se toma estos temas con seriedad. "Las devoluciones y fraudes ponen en riesgo a nuestros jugadores y nuestro negocio", afirmó el portavoz.

https://hipertextual.com/2018/12/robar-cuentas-fortnite-hackers

Animó a los usuarios a "proteger sus cuentas activando la autenticación en dos pasos, no reutilizar contraseñas, utilizar contraseñas seguras y no compartir información de la cuenta con otros". No obstante, no informaron si planean tomar otro tipo de medidas para atacar un problema que sigue creciendo con el paso del tiempo.

Si bien el robo de datos bancarios no es un asunto que les corresponda resolver a ellos, la reventa de paVos es un escenario en el que pueden intervenir. Hasta el momento se desconoce el dinero total que ingresan los hackers, sin embargo, los datos de eBay ayudan a entender la gravedad del asunto: en 60 días la venta de objetos digitales de Fortnite superó los 250.000 dólares. Un ejemplo claro de la gran cantidad de personas dispuestas a gastar en estos bienes digitales.

Respecto al robo de cuentas, los afectados han mostrado su descontento por la falta de ayuda del estudio, y parece que las críticas continuarán mientras no ofrezcan soluciones reales. No son los únicos problemas que persiguen a Epic Games, en diciembre se desató una tormenta legal por los bailes copiados. Destaca la demanda de Alfonso Ribeiro, actor que interpretara a Carlton Banks en El Príncipe de Bel Air.

👇 Más en Hipertextual