Ha sido, sin duda, una de las startups más peculiares del emprendimiento en España. La Nevera roja, Privalia, Wallapop, Glovo o Cabify han llamado la atención, además de por sus respectivas polémicas sectoriales, por ofrecer servicios al consumidor. Por su actividad es fácil llegar a la masa, darse a conocer viene en su ADN. Sin embargo, CARTO formaba parte de ese grupo de raras avis. Una empresa que ofrece servicios B2B, para otras compañías, pero que conseguía enamorar al mundo. "Haciendo mapas" empezaban a popularizarse de la mano de sus jóvenes fundadores: Sergio Álvarez Leiva y Javier de la Torre.

Hoy anuncian un nuevo líder para pa compañía: Luis Sanz, el que fuese fundador de Olapic, que sustituye a Javier a los mandos de la compañía, ocupando el puesto de CEO desde la marcha de Sergio.

Un éxito llamativo, pero silencioso

Nacían en 2012 para ofrecer un servicio hasta antes desconocido: una compañía dispuesta a visualizar datos complejos en mapas interactivos a partir de su programa. Mucho más complejo de lo que suena, cientos de compañías empezaron a usar los servicios de CartoDB, posteriormente llamado simplemente CARTO.

Pronto llegaron las rondas de financiación. Una en 2014 y otra en 2015 que consiguieron levantar casi 31 millones de dólares para comenzar a crecer de forma explosiva en sus sedes de Nueva York, donde en un principio controlaban la mayor parte de los clientes, y en Madrid.

Con una actividad que se alejaba del control de las masas, la realidad es que de la mano de dos de sus líderes, CARTO se posicionó como uno de los mayores éxitos. Sergio Alvarez, co-fundador de la tecnológica y encargado de la parte del diseño y Miguel Arias, director de operaciones de la compañía con una larga trayectoria en el sector de las startups en España. Este último, con los pies en la Tierra, tenía el objetivo de poner en práctica las grandes expectativas que el mundo tenía puestas en la peculiar "empresa de mapas".

Con todo, la visión de CARTO cambió con el tiempo, su ciclo se modificó y con ellos sus cabezas pensantes. A finales de 2017, Sergio Álvarez dejaba su propia compañía, afirmando que mantendría su puesto como asesor y consejero. A las pocas semanas se conocía su nuevo puesto en la división tech del imperio de Amancio Ortega: Zara. Y no fue la única salida. Miguel Arias, por su parte, se marchaba a Telefónica para gestionar el área de emprendimiento.

Fuente: CARTO

La era de Torres y el traspaso a Sanz

Desde 2017, a los mandos de Carto se ha encontrado Javier Torres. Una época mucho más silenciosa para la compañía, centrada en su cambio de ciclo. Era una transición que se prepararía para la búsqueda del CEO definitivo, dejando a Torres para el puesto de jefe de estrategia.

A través de un comunicado en su blog, Torres da la bienvenida a Luis Sanz a la entidad con carácter inmediato. La entrada de Sanz se encuadra con la idea de futuro de CARTO: el Spatial Data Science. O , lo que es lo mismo, la posibilidad de conocer con precisión dónde suceden las cosas y por qué en tiempo real a través de los datos. Un mercado valorado en unos 25.000 millones de dólares, en el cual compiten compañías como Oracle. Pese a que los datos financieros de CARTO no ven la luz en el Registro Mercantil desde 2014, sus fundadores aseguran que las cuentas de la compañía se encuentran perfectamente seneadas y que sus ventas se cuentan por millones; igualmente, aunque no descartan nuevas rondas de financiación, la realidad es que han conseguido mantener su puesto, y valoración de más de 1.000 millones de dólares, sin cerrar operaciones desde 2015. Si habrá nuevas rondas en el mercado, dependerá en gran parte del nuevo CEO, Luis Sanz.

Una figura para nada desconocida en el mundo de los emprendedores. Sanz fue el orgulloso co-creador de Olapic en 2010, junto con Pau Sabria y José de Cabo después de conocerse en Estados Unidos cuando cursaron juntos un MBA. Con sede en Nueva York, esta compañía nacía para dar una herramienta a los eCommerce para relacionar a las marcas con sus potenciales usuarios en redes sociales, compartir fotos y dejar comentarios; en poco tiempo, las grandes maras textiles o de belleza formaban parte de su elenco de clientes. Años después, en 2017, Mototype –compañía conocida por ser la creadora de la Times New Roman y cotizando en el Nasdaq– adquiría la tecnológica por 113 millones de euros. Ahora Sanz comienza su reto de llevar a CARTO al próximo nivel de datos.