Boeing y la compañía brasileña Embraer han anunciado un acuerdo en que las dos empresas se fusionan para crear una nueva valorada en 4.750 millones de dólares.

De esta forma Boeing controlará el 80% de las acciones de la nueva compañía formada, para ello pagarán 3.800 millones de dólares. El movimiento se debe, en cierta medida para contrarrestar el movimiento de Airbus quienes compraron la división regional Bombardier.

De esta forma Boeing entra de lleno en el mercado de aviación general el cual estaba dominado por Embraer y su flota de naves de distancia media. La fusión corresponde únicamente a la actividad civil y no de defensa.

El acuerdo fue anunciado después de que el gobierno brasileño anunciara que permitiría dicha fusión. En el pasado Jair Bolsonaro, nuevo presidente del país, expresó dudas sobre la propuesta de la compañía americana para realizar la fusión.

Una vez sobrepasado el mayor reto, la aprobación del gobierno, quienes tienen una posición accionaria preferente, tocará una votación de accionistas privados, quienes en los próximos 30 días deben de aprobar la fusión.