América Móvil, propiedad del empresario mexicano Carlos Slim, ha comprado las filiales de Telefónica en Guatemala y El Salvador por 648 millones de dólares (570 millones de euros). Cada operación de cerró en 333 y 315 millones de dólares (293 y 277 millones de euros), respectivamente en cada país. Con este movimiento, la operadora española inicia su salida de territorio centroamericano.

Es importante señalar que, si bien la venta por los activos de Guatemala ya se concretó, en El Salvador está pendiente recibir la autorización de organismos regulatorios, un proceso común en este tipo de situaciones. Telefónica poseía el 60% de las operaciones en ambos países, el resto pertenece a Corporación Multi Inversiones. La compra reducirá la deuda de la firma ibérica, que en septiembre alcanzaba los 42,636 millones de euros. A continuación su comunicado:

Esta operación se enmarca dentro de la política de gestión de cartera de activos del grupo Telefónica, basada en una estrategia de creación de valor, optimización del retorno sobre el capital y posicionamiento estratégico. Asimismo, complementa el objetivo de reducción de deuda y fortalecimiento de balance por la vía orgánica, en un escenario de generación de caja creciente, que nos permite a la vez mantener una remuneración al accionista sostenible y atractiva.

Por su parte, América Móvil mencionó que la transacción "consolida su posición como uno de los proveedores líderes en servicios de telecomunicaciones en Centroamérica", fortaleciendo su posición en los dos países. Continuarán prestando servicios de telecomunicaciones, sin olvidarse de la próxima generación de servicios como el despliegue de la red 5G.

Posible salida de México

Se espera que Telefónica realice una operación similar en México, país donde siguen perdiendo cuota del mercado. Actualmente, son Telcel —de América Móvil— y AT&T las operadoras que dominan el territorio azteca. Según un reporte de El Confidencial publicado el pasado diciembre, Cerberus y Advent se perfilan como los principales candidatos para realizar la compra, misma que se acercaría a los 2000 millones de euros.

El mismo medio aseguró que el director ejecutivo de Telefónica, José María Álvarez, ya había decidido abandonar Centroamérica y México. Con el primer mercado ya comenzaron los movimientos. Eso sí, la fuente mencionaba que Tigo, operadora del guatemalteco Mario López Estrada, era el candidato con más posibilidades. Al final fue la compañía de Carlos Slim la que se hizo con el negocio.

👇 Más en Hipertextual