Con el fin de evitar colisiones accidentales, Amazon ha creado un cinturón con sensores que alertan a los robots de sus almacenes sobre la presencia de un empleado para que disminuyan su velocidad automáticamente.

Estos dispositivos de seguridad llamados Robotic Tech Vest, que son un par de tirantes que sostienen a un cinturón electrónico, han sido implementados en más de 25 almacenes de la compañía durante el año pasado, ha informado TechCrunch.

Diseñado por Amazon Robotics, su objetivo es mantener a los trabajadores seguros cuando necesitan ingresar a un espacio para reparar un sistema robótico o recuperar artículos caídos. El cinturón tipo chaleco funciona en conjunto con el sistema de los robots de detección de obstáculos para evitarlos.

"En el pasado, los empleados marcarían la cuadrícula de celdas en las que estarían trabajando para permitir que el planificador de tráfico robótico se desplace de forma inteligente por esa región", explicó el vicepresidente de Amazon Robotics, Brad Porter, a TechCrunch, y agregó:

Lo que el chaleco permite a los robots es detectar al ser humano desde lejos y actualizar inteligentemente su plan de viaje para que se mantenga alejado sin la necesidad de que el empleado marque esas zonas explícitamente.

Las pruebas con el cinturón han tenido un "gran éxito", de acuerdo con Porter. Hasta ahora, los sistemas que se han implementado han registrado más de un millón de activaciones únicas, indicó.

Este tipo de seguridad ha cobrado relevancia dada la creciente interacción entre robots y humanos en el lugar de trabajo. El pasado mes de diciembre, un robot liberó accidentalmente repelente de oso, mandando al hospital a 24 trabajadores de un almacén de Amazon en Nueva Jersey, mientras que otros 30 fueron atendidos en el lugar sin mayores consecuencias.