Han Solo: Una historia de Star Wars no fue lo que Disney esperaba. Sus bajos ingresos generaron que la compañía detuviera todos los spin-off basadas en el universo creado por George Lucas. A pesar de lo anterior, la película tiene situaciones muy interesantes que vale la pena rescatar. Algunos podrían ser claves para el futuro de Star Wars.

https://hipertextual.com/juno/star-wars-qui-gon

Entrando en terreno de spoilers, Qi'ra y Solo intentaron escapar juntos de Corellia sin demasiado éxito. La joven fue capturada por los scrumrats antes de huir del control imperial. Han Solo continuó con su vida, prometiendo que volvería para rescatarla. Pasaron tres años hasta lograr reencontrarse, pero ella ya no era la misma persona.

¿Qué pasó exactamente con la protagonista en ese periodo de tiempo? El cómic Solo: A Star Wars Story Part III se encarga de resolver el misterio. Proxima, maestro de los scrumrats y captor de Qi'ra, la vende como esclava a Sarkin. Este último creyó que las habilidades de la joven podrían generarle un ingreso considerable si encontraba al comprador adecuado.

Fue así como Qi'ra pasó a manos de Dryden Vos, el alto mando del Crimson Dawn. El delincuente ve potencial en ella para unirla a su causa, por eso inició un complejo entrenamiento de artes marciales. Una vez completado, el primer amor de Solo tomó valor para olvidar su pasado, sentimiento que la condujo a asesinar a Sarkin.

Qi'ra ya tenía claro su objetivo: convertirse en alguien con gran poder, estaba dispuesta a todo para conseguirlo. Esa es la razón por la que no dudó en traicionar a Han Solo y al propio Dryden Vos. Al final de la película ocurre una de las escenas más inesperadas del universo Star Wars, el regreso de Darth Maul. En realidad Qi'ra servía a un Sith, sus propósitos eran más oscuros de lo que muchos creían.