PlayStation Classic: una base formidable empañada por su lista de juegos

La PlayStation Classic es un regalo perfecto para el aficionado a los videojuegos, pero no tanto para los amantes de los títulos icónicos de Sony.

Por – Dic 21, 2018 - 11:59 (CET)

Las NES mini ha sido uno de los aciertos más grandes de Nintendo. Un golpe de nostalgia que sacudía a toda una generación de jugadores y dejaba claro que todavía había mucho hueco en el mercado para los clásicos. Los japoneses repitieron con la SNES, y de nuevo, éxito. En este sentido, estaba claro que tarde o temprano otra grande del videojuego iba a repetir la jugada, y en este sentido, los rumores se cernían sobre Sony.

https://hipertextual.com/2018/08/nes-mini-consola-mas-vendida-usa-junio

Por sorpresa, la ganadora de la generación actual también quería subirse al carro de la nostalgia, aunque en el caso de Nintendo, las cosas no han salido tan bien. La PlayStation original llegaba más tarde que la NES, a una generación de jugadores más maduros y con una lista de juegos mejor recordada en el imaginario colectivo. Así, Sony tenía todo para llevarse el premio ganador: volver a poner en el merado su consola más icónica, con dos mandos y por un precio atractivo eran los ingredientes para comerse el mercado, pero la cuestión pendiente de la lista de juegos incluidos a la hora de su presentación pesaba demasiado.

Con tiempo, y antes del lanzamiento, salía a la luz la lista de juegos, y lo cierto es que el sabor agridulce empezaba a asomar. El haber dejado fuera algunos iconos de los videojuegos a favor de otros menos conocidos -y peor producidos- era el mayor hándicap de la consola y las ilusiones de muchos, basadas en la nostalgia, empezaban a aflorar.

Este es, quizás, su mayor problema. La consola retro de Sony es sobresaliente en todo: sus elementos se han mantenido en un tamaño más reducido. Se incluyen dos mandos en la caja y todos los accesorios para jugar nada más sacarlo de la caja. Los cables de los mandos son lo suficientemente largos y en general es un producto muy superior al debut de Nintendo con la NES mini. Suponemos que Sony aprendió de los errores de su competencia.

Es complicado saber lo que sucedió entre bambalinas para que Sony, con un producto tan bueno, y con tantas ideas sobre la mesa, decidiera incluir una lista de juegos tan en entre dicho. Sí, hay iconos del género, Metal Gear Solid, Final Fantasy VII o Tekken 3 o Resident Evil venden por sí solos la consola retro de Sony, pero pone de manifiesto que Sony podría haber hecho mucho más en este apartado, pero se ha acabador conformando con la siguiente lista:

  • Battle Arena Toshinden
  • Cool Boarders 2
  • Destruction Derby
  • Final Fantasy VII
  • Grand Theft Auto
  • Intelligent Qube
  • Jumping Flash!
  • Metal Gear Solid
  • Mr. Driller
  • Oddworld: Abe’s Oddysee
  • Rayman
  • Resident Evil™ Director’s Cut
  • Revelations: Persona
  • Ridge Racer Type 4
  • Super Puzzle Fighter II Turbo
  • Syphon Filter
  • Tekken 3
  • Tom Clancy’s Rainbow Six
  • Twisted Metal
  • Wild Arms

Se echan de menos algunos de lo más top de la generación, a sabiendas, además, que Sony barajó su inclusión como se ha demostrado con la lista de juegos ocultos encontrada por los usuarios, que incluye algunas joyas del nivel de Crash Bandicoot, Driver, Tony Hawk’s Pro Skater 2 o MediEvil, por lo este es el aspecto más criticado. Si bien la apreciación de los juegos es algo más personal que analizar su funcionamiento, todos estaremos de acuerdo que la lista habría podido ser mejor.

Este es el único aspecto que se le puede reprochar a la consola, pero lo cierto es que es el más importante. Al fin y al cabo de se trata de un dispositivo enfocado solo a lo que incluye, sin posibilidad de añadir nada en el futuro sin saltarse los términos y condiciones de la compañía, por los que estrictamente, lo que hay es lo que podemos analizar. Dejamos de lado el asunto del idioma de los juegos, ya que es una apreciación personal: algunos verán como algo positivo el hecho de poder jugarlo en versión original, para otros será una lacra sabiendo que los juegos estuvieron en español en su lanzamiento. Un selector de idioma hubiera sido algo positivo, pero el lanzamiento de un producto en toda una región con un precio muy ajustado deja poco margen para este asunto.

Por nuestra parte, el rendimiento de los juegos ha sido correcto, y no hemos asistido a las pérdidas de rendimiento en algunos títulos como se apuntaba en un principio. En este sentido, parece que Sony ha creado una base formidable con la que crecer en el futuro, pero tal como está ideada la consola, no vamos a ver ninguna actualización en el futuro, al menos desde el punto de vista de añadir más títulos o mejorar el sistema.

Sea como sea, seguimos diciendo que la PlayStation Classic es un regalo formidable y una compra segura para todos los amantes de los videojuegos. ¿Podría haber sido mejor? Sí. ¿Podría haber incluido mejores juegos? Desde luego. Pero en términos generales es un producto correcto; y pone de manifiesto que la nostalgia sigue siendo un buen motor de ventas, y es un punto de partida para en el futuro veamos también ediciones retro de consolas como la PS2.