A Huawei se le complica la situación. Ya son varios los países que rechazan el despliegue de redes de 5G utilizando el equipamiento tanto suyo como de ZTE, y de los fabricantes chinos en general. Tras conocer que en Alemania ya hay grupos de presión intentando tomar el mismo camino que una lista creciente de países, el problema se extiende por Europa ahora no solo a las redes 5G por desplegar, sino ahora también a los equipos con 4G ya desplegados.

Según recogen en Reuters que publica FT, sería nada menos que el mayor operador de telecomunicaciones de Reino Unido quien ha puesto fecha de caducidad a los equipos de conectividad 4G de Huawei. BT los retirará de aquí a dos años.

Además, y siempre de acuerdo a la información publicada por FT, BT ya ha vetado la tecnología más crítica del gigante chino para el despliegue de su próxima red 5G. Continuarán utilizando, eso sí, part de la infraestructura que consideran "benignas", como los equipos en los mástiles.

Cronología de un veto que se ensancha

Tras el portazo por parte del gobierno estadounidense al despliegue de Huawei en sus principales frentes –equipamiento de telecomunicaciones y chips incluidos en sus smartphones–, le han seguido varios países con el veto al despliegue de una red 5G que consideran puede comprometer la seguridad nacional.

El despliegue de las redes 5G está a la vuelta de la esquina, y se espera que las principales operadoras a nivel mundial comiencen el despliegue en las principales ciudades en los próximos meses. Es ahora cuando parece que están tomando esta supuesta amenaza más en serio con la retirada de equipos ya existentes.

La lista de países que ya han reaccionado sigue creciendo a un ritmo alarmante. Desde Huawei y según recogía Reuters el pasado mes, temen un más que probable efecto dominó que arrolle Europa desde el primer momento que uno de los países restrinja finalmente la tecnología de telecomunicaciones china.

A lo largo de este 2018:

  • Enero: Bajo presión del gobierno, operadoras estadounidenses rompen sus acuerdos de distribución del Mate 10 Pro con Huawei. Tanto AT&T como Verizon dan la espalda al gigante chino.

  • Marzo: Huawei pierde la distribución en Estados Unidos a través de cadenas físicas como Best Buy.

  • Abril: CIA, FBI y NSA desaconsejan utilizar dispositivos de Huawei.

  • Agosto:

  • Noviembre:

    • Presión en Alemania por prohibirles el despliegue 5G a los fabricantes chinos. Huawei niega, en un comunicado a Hipertextual, representar amenaza alguna para la seguridad nacional.
    • Nueva Zelanda se suma y veta a Huawei para el despliegue de equipamiento 5G.
  • Diciembre: La inglesa BT se compromete a eliminar el 4G en dos años y obvia la tecnología china para el despliegue 5G.

Las preocupaciones parten de la Ley de Inteligencia Nacional aprobada en China en 2017, que establece que "organizaciones y ciudadanos deben, de acuerdo a la ley, apoyar, cooperar con y colarborar en el trabajo de inteligencia nacional". Según esta ley, ciudadanos y empresas chinos están obligadas a tomar parte activa bajo cualquier petición de por parte del gobierno siempre que esta se haga en aras de una supuesta seguridad nacional. Se teme, por tanto, la instalaciones de 'puertas traseras' en los equipos que permitan al gobierno chino entrometerse en redes extranjeras.

Desde Huawei, niegan la mayor, y apelan a un mal entendimiento de la ley China.

"Somos un partner de confianza para los principales operadores de telecomunicaciones en Alemania y estamos trabajando con todos los socios de la industria para ofrecer redes 5G seguras."

Vigilancia interna

A la par, resulta curioso ver cómo Australia legisla –según leemos en Bloomberg– para forzar a los gigantes tecnológicos en contra del cifrado de las comunicaciones. Con Google y Facebook –aunque esta última pretendiendo limitar el cifrado en WhatsApp en aras de una mejor monetización– a la contra, votará esta semana la posibilidad de acceder a los mensajes en las plataformas de comunicación.

Para esto, los sistemas de cifrado punto a punto de las aplicaciones han de desaparecer tal cual están implementados. La pérdida de privacidad consecuente la justifican con seguridad pública, y es "necesaria para ayudar a combatir el terrorismo y el crimen organizado", según el Primer Ministro australiano.

Actualización 5 de diciembre, 19:20 (GMT+1):

Desde Huawei se han puesto en contacto con Hipertextual para posicionarse al respecto, en una declaración que reproducimos al íntegramente a continuación:

"Huawei colabora con BT desde hace 15 años. Desde el inicio de la colaboración, BT ha trabajado con diferentes proveedores de red y nuestro acuerdo sigue vigente a día de hoy. BT ha mantenido la arquitectura de red heredada de EE desde que la adquiriese en 2016 y siempre respetando el acuerdo. Un acuerdo que consideramos adecuado y que siempre hemos respetado y apoyado."

"Huawei comenzó a trabajar con Everything Everywhere (EE) en 2012. Como parte de esta colaboración, les proporcionamos una serie de soluciones innovadoras y competitivas de redes 3G y 4G, incluyendo equipos de red. Y desde entonces nunca hemos tenido un incidente relacionado con la ciberseguridad. Asimismo, Huawei cuenta con un sistema firme de ciberseguridad sin incidencias y nuestro historial nos avala. Nuestros productos y soluciones dan servicio a clientes en más de 170 países, incluidos los principales operadores y compañías de la lista Fortune Global 500 y a cientos de millones de consumidores. Durante todos estos años nos hemos ganado la confianza de nuestros partners."

"BT ha señalado que "Huawei sigue siendo un importante proveedor de equipos y un partner con un carácter innovador muy valioso". Trabajando juntos, ya hemos completado con éxito varias pruebas de despliegue de 5G en Londres y continuaremos trabajando con BT en la era 5G."

"Huawei ha estado operando en el Reino Unido durante 17 años. Gracias al entorno de inversión abierto y equitativo del Reino Unido, trabajamos con los principales operadores del país y continuamos realizando importantes contribuciones al desarrollo económico y digital del país. Actualmente hemos creado 7.500 nuevas oportunidades de empleo en Reino Unido y en 2017 adquirimos bienes y servicios por valor de 828 millones de dólares a sus empresas. Esperamos que continúen brindándole a Huawei un entorno empresarial equitativo para que podamos continuar ofreciendo servicios digitales de calidad para empresas y consumidores del Reino Unido."

"Bajo nuestro punto de vista, la ciberseguridad no debe ser politizada, y los proveedores de equipos no deben ser tratados de manera diferente según el país de origen. Hoy en día, la cadena de suministro de las TIC está globalizada. La limitación de un proveedor no ayuda a la industria a identificar y abordar con mayor eficacia las amenazas de seguridad cibernética."