Desde no distinguir entre sí ningún color pasando por no diferenciar el rojo, el verde y quizás el azul, esto es lo que les pasa a las personas daltónicas. Pero, ¿por qué hay más hombres daltónicos que mujeres?

Antes de responder a esta pregunta, hay que explicar por qué se da este problema ya que la respuesta a esta cuestión está intrínsecamente relacionado.

Afección hereditaria

El daltonismo es una afección hereditaria que altera la visión de quienes la padecen. John Dalton, matemático y químico, describió la afección que él mismo padecía en 1808.

La percepción del color depende de dos tipos de células en la retina, que se llaman bastoncillos y conos. Los bastoncillos son células que detectan la luz y la oscuridad, sobre todo son sensibles a los niveles bajos de luz; mientras que hay tres tipos de conos, los que detectan el rojo, el verde y el azul, es decir, que depende de estas células que detectemos los colores. El cerebro es el encargado de procesar la información que recibe de ambas para determinar cuál es el color final.

Los hombres son más propensos al daltonismo debido a que se trata de una alteración que controla el cromosoma X. Al solo tener ellos una X en su ADN, con que esté dañada ya basta para la afección se manifieste. En el caso de las mujeres es más difícil al ser sus cromosomas XX. ¿Por qué si ellas tienen solo un gen alterado no son daltónicas? Tenemos dos copias de cada gen para evitar este tipo se situaciones. El daltonismo es una afección recesiva, es decir, necesita que esté el par de cromosomas alterado para que ellas también tengan la llamada ceguera de los colores. Por este motivo hay más hombres que mujeres con daltonismo.

Tipos de daltonismo

El daltonismo más conocido es el que afecta a los colores rojo y verde, pero no es el único. ¿Cuáles son los tipos de daltonismo que existen? ¿Cómo puedo saber si soy daltónico?

Los tricrómatas anómalos son daltónicos que a pesar de que sus tres tipos de conos funcionan, uno de ellos no lo hace de forma correcta. De esta forma, "los pacientes perciben los tonos de color alterado", apuntan desde el portal web de la clínica oftalmológica Vissum. Cuando los conos afectados son los del color verde se llama deuteranomalía que, además, es la más frecuente y "tiene una prevalencia de un 6% en varones y un 0,4% en mujeres", añade Vissum. La alteración del cono rojo o protanomalía es la siguiente que más frecuencia tiene "1% de los varones y 0,1% de las mujeres".

Por su parte, la tritanomalía, es decir, la alteración de los conos azules es mucho menos frecuente y la padece un 0'1% de la población. Esta afección es la única de este tipo que no está asociada con el gen X, de ahí que las cifras sean similares en ambos sexos.

En el momento en el que los pacientes pasan de percibir los tonos alterados a que haya una ausencia de color, estamos ante una afección más severa que se clasifica como dicrómatas. La protanopia es la "ausencia de función de conos rojos", la deuteranopia es lo mismo, pero de los conos verdes, mientras que la tritanopia es la ausencia de función de los conos azules.

En el momento en el que solo funciona un tipo de cono estamos ante monocrómatas. Puede ser monocromatismo de color azul (solo funcionan los conos azules), verde o rojo. En el caso del azul, además va ligado a otros síntomas como "agudeza visual afectada, fotofobia o nistagmus (movimiento involuntario, rápido y repetitivo de los ojos)", apuntan.

Por otra parte, las personas acrómatas son aquellas a las que, directamente, no les funciona ninguno de los tres tipos de conos, por lo que su agudeza visual se ve afectada.

Nada más pensar en el daltonismo asociamos esta afección con la dificultad para percibir el rojo y el verde. Esto se da debido a que "la deuteranomalía y deuteranopía junto con la protanomalía y protanopía son las alteraciones más prevalentes", tal y como señalan desde Vissum. Pero también genera otras dudas: ¿Cómo distingue un daltónico un semáforo? La respuesta intuitiva es que ha aprendido el significado de cada una de las posiciones. Pero la realidad es que sí ve colores, no los mismos que el resto, por supuesto. "La luz roja aparecerá marrón-anaranjada y la luz verde aparecerá blanca. Las señales de intermitencia las verán en amarillo", explican. Mientras que "los carteles con fondo verde los verán en color gris oscuro", añaden.

El daltonismo suele verse en la niñez. No obstante, hay adultos que no saben que lo son. Sobre todo cuando se trata de diferenciar las tonalidades, ya que es mucho más difícil. ¿Cómo se puede saber si uno es daltónico? Los test de Ishihara "discriminan una deficiencia rojo-verde, la más frecuente", explica Vissum. "Para deficiencias tritán (conos azules), se requiere el test de Richmond HR 2002 o el test de Farnsworth F2".

Este test está hecho para detectar a las personas daltónicas ya que estas no será capaces de ver el número que esconden estos círculos. Es un test de Ishihara para ver si funcionan correctamente los conos rojos y verdes del ojo. ¿Eres capaz de verlos todos?