Telefónica ha anunciado hoy Movistar Car, un nuevo servicio para convertir cualquier vehículo –siempre y cuando haya sido fabricado a partir de 2004 si es gasolina y a partir de 2005 en caso de ser diésel– en un coche conectado a través de un pequeño aparato. Con ello se quieren ofrecer diferentes servicios, que van desde la navegación online hasta el contacto automático con los servicios de emergencia en caso de detectar alguna anomalía.

Este terminal se conecta al vehículo a través del puerto OBD (de ahí su compatibilidad según el año de fabricación) y se configura en apenas unos minutos a través de un código QR y una aplicación dedicada. Conforma, por tanto, una nueva opción para los clientes de la compañía que quieran adentrarse en el mundo del Internet de las Cosas tras la llegada oficial de Movistar Home.

¿Qué aporta el Movistar Car?

Movistar presenta Car como un servicio adicional extremadamente sencillo y muy focalizado para aportar utilidad al usuario sin caer en las florituras. Por una parte ofrecerá, como se ha mencionado, conexión Wi-Fi para hasta cinco dispositivos a la vez con un límite de 3GB (en total) al mes.

Por otro, aportará funciones de seguridad como la llamada automática a 112 si fuera necesario en caso de impacto, o de diagnóstico para que el conductor sepa cuándo es necesario pasar la ITV o realizar alguna revisión específica por un fallo concreto. También dispone de un localizador para para que el propietario esté informado en todo momento del movimiento del vehículo.

Movistar Car se puede reservar a partir de hoy mismo en la página web habilitada para ello y tiene un precio de alta de 20 euros. Llegará al mercado de forma oficial el próximo mes de febrero con un precio de 3 euros al mes.