Si esperamos muchas sorpresas de cara al estreno de Endgame a finales de abril de 2019, el más grande sin duda será Thanos y el rol que jugará en la película. Mientras fue el mayor archienemigo a vencer en Avengers: Infinity War, eso no garantiza que suceda lo mismo en la secuela.

Es obvio que todos esperemos que los héroes cobren venganza a el responsable de la desaparición del 50% de toda vida en el universo, pero el final de Infinity War, el primer tráiler de Endgame y declaraciones de los hermanos Russo, directores de la película, son pequeñas pero importantes sugerencias que no necesariamente será así.

Por un lado, en Infinity War, Thanos deja clarísimo que de lograr dar el chasquido, de lograr hacer desaparecer al 50% del universo finalmente descansará y es lo que sucede al final de la película, vemos al Titán Loco en su granja, finalmente relajándose.

Después, en el primer tráiler de Endgame podemos ver cómo su armadura de guerra se ha convertido en un simple espantapájaros, una referencia al cómic Infinity Gauntlet, donde el Titán Loco se retira a vivir a un planeta aislado, en absoluta soledad tras fingir su propia muerte.

Thanos se ha retirado, ha dejado de pelear, ha acabado su misión, lo cual ha sido confirmado por los propios hermanos Russo durante una entrevista con la revista Empire, donde le recuerdan a la audiencia justo eso, Thanos ya no quiere luchar. En su cabeza, el ha cumplido su propósito.

Esto último tiene a muchos, particularmente a fans desesperados por unos cuantos milímetros de información extra, especulando sobre la argumentación central de Endgame, cuál será la verdadera misión de los vengadores y el rol de Thanos en todo esto.

Es claro que el Titán Loco seguirá teniendo una presencia importante y fundamental en la película, pero no es del todo claro si seguirá siendo el enemigo a vencer, si será a quien buscar y con quien acabar o si se trata de una búsqueda existencialista para regresar en el tiempo y prevenir, desde un inicio, que Thanos obtenga las gemas del infinito.

Sea cual sea el verdadero rol del mayor enemigo que el Universo Cinematográfico de Marvel ha visto en sus diez años de historia, nuestras dudas serán resueltas el 26 de abril, cuando Avengers 4: Infinity War se estrene.