Fortnite en Xbox One ha sido todo un éxito. El juego de Epic Games sigue batiendo récords, convirtiéndose de lejos en el gran juego del año en cuanto a números se refiere. PUBG fue el juego que popularizó los battle royale en la consola de Microsoft.

Sin embargo, el éxito ha acabado recayendo en manos de Fortnite. El hecho de salir en todos los dispositivos, ser free-to-play y permitir el juego cruzado han sido claves para que haya calado en todos los jugadores. Pese a esto, Microsoft no necesita su videojuego propio de este tipo. Phil Spencer ha comentado que el título ha sido un éxito en sí mismo gracias a la estrategia de Epic Games, y se alegra de que Xbox One haya contribuido.

Lo que más me gusta de Fortnite es que ha ocurrido en nuestra plataforma. También en otras, pero nosotros hemos sido capaces de recoger los beneficios del éxito de Fortnite, sin tener que invertir en una forma específica de contenido para el juego. En muchos aspectos, Fortnite se parece a los demás juegos que tenemos en la plataforma. Tal vez haya alguien ahí fuera que tenga una bola de cristal y sepa qué va a tener éxito. Pero esa no es nuestra estrategia.

Nuestra estrategia consiste en tener el mejor espacio para los creadores que ofrecen contenido. Asegurarnos de que tienen las herramientas de monetización para crear un buen negocio para nosotros. Y que nosotros sepamos aprovecharlo, gracias a las relaciones que tenemos con esos creadores.

Veo Fortnite como un éxito masivo para nosotros. Porque ha ocurrido sin que nosotros hayamos tenido que hacer nada especial en nuestra plataforma. El juego ha conseguido monetizarse muy bien y ha encontrado muchos consumidores en Xbox One

Este artículo fue publicado originalmente en SomosXbox.