Posiblemente todo el mundo se haya parado un instante (o varios) a imaginar cómo será el mundo dentro de 5, 10 o 50 años. La manera en la que nos moveremos o comunicaremos será totalmente diferente a la de ahora, de eso no hay duda. ¿Pero qué pasa si pensamos en cómo será la comida del futuro? Para obtener esa respuesta no hace falta irse tan lejos, tenemos la respuesta hoy en día.

Cuando hablamos de La comida del futuro, o lo que es lo mismo, sustituto de comida, nos referimos a productos que literalmente pueden reemplazar nuestra comida tradicional de una manera sana, económica, pero sobre todo muy rápida, ahorrándote el esfuerzo de cocinar o de ir al supermercado.

En el punto en el que se encuentra hoy en día este tipo de alimentos, con varios años de experiencia en venta y más años aún de estudio previo, podría ser apta incluso si decidiésemos vivir sólo de estos productos.

“En Esjoy no queremos que la gente se alimente exclusivamente con nuestros productos. Queremos que la gente siga disfrutando de una comida o cena en un restaurante, con familia y amigos." opina Hugo Roels, pionero y encargado de la distribución de Jimmy Joy en España bajo la marca Esjoy.

"No queremos que la gente renuncie a salir a comer o cenar a un restaurante."

Otro de los puntos que conviene aclarar sobre los productos de Esjoy es que ser la comida del futuro no es sinónimo de dieta para perder peso, o confundirlo con productos de gimnasio llenos de proteínas. Sin embargo es útil para controlar la ingesta de calorías diarias que consumimos y, en función de eso, decidir si quieres perder, ganar o mantenerse en el peso.

Una de las claves más importantes del éxito que ya ha tenido en otros países este tipo de comida es por su sabor y su textura cremosa. Además, es cien por cien vegana. “Nuestro producto, Jimmy Joy, ya se vende en más de 88 países y en sólo cuatro años se han vendido más de 15 millones de comidas”, expone Hugo.

Tras EEUU, Alemania u Holanda, le toca el turno a España

Hugo ha movido su residencia habitual en Holanda, donde trabajó como chef en restaurantes con estrellas Michelin, a Madrid para potenciar la distribución de la comida del futuro en un país que tiene un crecimiento potencial enorme. Desde Esjoy, comercializará los siguientes productos: Plenny Shake, polvos de hasta seis sabores que se mezclan con agua para obtener en menos de un minuto una comida completa; Plenny Drink, una comida lista para beber con 27 vitaminas y minerales, grasas buenas y proteínas o las Twenny Bar, unas barritas de avena (vegetarianas) en sabor de vainilla y chocolate, que pueden reemplazar una comida y que además aportan 21 gramos de proteínas. Todos ellos aportan en cada ración 400 kcal, ideales para personas que no tienen mucho tiempo. “No he renunciado a mi pasión por la comida, pero la he convertido en pasión por la comida del futuro, más rápida y más saludable que antes.”

Si lo comparamos con otros países como Estados Unidos, Suecia, Alemania u Holanda, en España aún no se ha consolidado del todo este tipo de comida. Sin embargo, Hugo está convencido de que esto va a cambiar. “Después de una investigación de mercado, nos dimos cuenta de que España se encuentra en un momento brillante de cambio y avances en todos los sentidos, el país crece de manera positiva y por supuesto la comida del futuro empieza a interesar más a la gente." añade Hugo.

Para Hugo, uno de los principales problemas a los que se enfrentaban hasta ahora los consumidores de Jimmy Joy es el largo plazo de entrega, desde que se pedían los productos a Holanda hasta que llegaban, y los elevados costes que conlleva. Algo que ya se ha solucionado con la distribución desde el propio país de la mano de Esjoy.

“Operamos como único distribuidor oficial desde Madrid que es nuestra sede central, hacemos envíos a toda España, incluyendo las islas. Las entregas en la Península se realizan en un periodo de 24 a 48 horas, mientras que antes podía tardar desde Holanda a España hasta 3 semanas. Si hablamos de costes, el envío medio es de 5 euros mientras que antes el mínimo era de 15. Estar de manera física en Madrid significa mayor eficiencia en entrega y reducción de costos para el cliente, y lo mejor es que los precios de nuestros productos son los mismos que en Holanda lo que hace que la experiencia de nuestros clientes sea de cinco estrellas.”

Lo que está claro es que en una sociedad en la que cada vez las cosas se hacen más rápidas, donde la salud nos importa cada día más, y buscamos tener la mayor parte del tiempo libre, pasarse varias horas en el supermercado y en la cocina no parecen la mejor opción. Esjoy puede ser esa solución para que muchas personas puedan alimentarse puntualmente de manera saludable. El futuro parece estar un poco más cerca.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.