El germen sembrado por O2, Pedro Serrahima y Telefónica comienza a remover cimientos en los grandes operadores del país. Vodafone, una de las operadoras más críticas con el movimiento de su rival, lanza en España la plataforma "Vodafone Bit", un nuevo conjunto de tarifas que, en un claro paralelismo con O2, busca satisfacer a los clientes digitales mediante un trato sencillo y una oferta económica muy competitiva.

El portfolio de Vodafone Bit se resume en dos únicas tarifas, al igual que O2:

  • Solo telefonía móvil. Con 25 GB de datos, llamadas ilimitadas y 25 euros de precio.
  • Telefonía móvil y fibra óptica. Con 25 GB de datos, llamadas ilimitadas, fibra de 100 Mbps y 50 euros de precio. En este caso, el compromiso de permanencia es de 12 meses.

El proceso de contratación, según Vodafone, será muy sencillo, al igual que la comunicación entre el cliente y la operadora. Estos dos atributos también diferencian la oferta de O2, una nueva marca -liderada por el ex-director general de Pepephone- con la que Telefónica busca atraer y recuperar a un segmento determinado del mercado.

La oferta de Vodafone Bit se sitúa en un punto intermedio entre Lowi, la marca de bajo coste de Vodafone, y su marca principal, destinada a clientes que busquen ofertas más ricas en contenido y servicios (televisión de pago, HBO, etc.).