Starbucks comenzará a bloquear el porno en sus tiendas. Tras muchas críticas durante los últimos años ante la pasividad mostrada por una de las cadenas de cafeterías más populares del mundo, con cerca de 30.000 establecimientos operando a lo largo y ancho del globo, la firma ha decidido poner fin al censurable comportamiento que se realizaba a través de las redes Wi-Fi públicas de sus locales.

Lo recoge Business Insider India, que revela los planes de Starbucks para comenzar a implementar a partir del año que viene una herramienta que bloquee el acceso a contenido pornográfico a quienes quieran acceder a él haciendo uso de las redes inalámbricas de sus tiendas. La decisión llega después de una petición iniciada por la plataforma sin ánimo de lucro y centrada en la seguridad en internet Enough Is Enough (Suficiente es Suficiente, en inglés), en la que se han recogido más de 26.000 firmas solicitando a la cadena que regulase el uso del Wi-Fi para impedir estas conductas.

Donna Rice Hughes, CEO de Enough is Enough, ha asegurado que la inacción de la compañía en la materia "mantiene las puertas abiertas para que los delincuentes sexuales condenados y otros puedan volar bajo el radar de la policía y utilizar los servicios públicos gratuitos de Wi-Fi para acceder a la pornografía infantil ilegal y la pornografía".

A partir de 2019

Starbucks ha reconocido que la visualización de este tipo de contenido, si bien está prohibido a través de sus redes públicas, se produce de manera ocasional, lo que ha incitado al desarrollo de la mencionada herramienta de bloqueo. La compañía no ha proporcionado más datos acerca de su funcionamiento o en qué consistirá exactamente, pero sí que será a partir del próximo año cuando comience a desplegarse de manera oficial.

Esto acabará con comportamientos como los que describe Rice Hughes relativos a la obtención de contenido ilegal y, además, será de ayuda también para los padres. Según afirma la CEO: "Tener puntos de acceso sin filtro también permite a los niños y adolescentes omitir fácilmente los filtros y otras herramientas de control parental configuradas por sus padres en sus teléfonos inteligentes, tabletas y computadoras portátiles".