Una mujer de 90 años es la primera víctima mortal en España por atropello de un patinete eléctrico tras haber sido arrollada por uno de estos vehículos en los que iban subidos dos jóvenes el pasado mes de agosto en Esplugues de Llobregat (Barcelona). Así lo revela este miércoles El País, pues no ha sido hasta ahora cuando, debido al proceso judicial abierto contra los acusados, ha trascendido la información.

Según relata el mencionado medio, los jóvenes se encontraban circulando a una velocidad cercana a los 30 kilómetros por hora cuando arrollaron a la mujer, cayendo esta al pavimento y golpeándose en la cabeza. Tras el suceso fue trasladada al hospital, donde nada se pudo hacer por su vida y terminó falleciendo al cabo de los días.

Los dos pasajeros que iban subidos en el patinete tendrán que hacer frente ahora a un proceso penal en el que podrían ser imputados por imprudencia grave con resultado de muerte.

Un fenómeno en auge

La llegada de nuevas empresas de patinetes eléctricos ha sido un goteo constante durante los últimos meses, esperándose que se supere la decena antes de terminar el año. Esto es especialmente patente en Madrid y Barcelona, donde el número de dichos vehículos se ha visto exponencialmente incrementado.

La velocidad a la que iban ambos jóvenes en el momento de ocurrir el accidente es la máxima que suelen alcanzar este tipo de vehículos que, como ha quedado demostrado, es suficiente para provocar una fatalidad. Son muchos los que ya reclaman a los ayuntamientos de las distintas ciudades en las que estos servicios están presentes una mayor regulación para evitar accidentes como el acontecido en Esplugues de Llobregat.