Hoy los jugadores de Final Fantasy XV esperaban tener buenas noticias sobre los contenidos descargables previstos para el juego. El tiempo pasaba y los fans comenzaban a preocuparse por el estado actual de los DLCs. Desafortunadamente, Square Enix ha salido a dar dos noticias inesperadas que han sorprendido a toda la comunidad.

Primeramente, tres de los cuatro episodios de Final Fantasy XV han sido cancelados, sólo Ardyn continúa en marcha. Aranea, Lunafreya y Noctis quedarán en el olvido. La compañía japonesa reveló que Ardyn se lanzará en marzo del próximo año y liberó un teaser tráiler para intentar tranquilizar a los fans. Por desgracia para Square Enix, los jugadores han mostrado su descontento en la red.

La segunda noticia es igual de sorpresiva. Hajime Tabata, director de Final Fantasy XV y Luminous Productions, dejó Square Enix el pasado 31 de octubre. La compañía no ha revelado los motivos exactos de su partida, pero afirman que se encuentran en una etapa de cambios en su dirección. Lo anterior los obligó a analizar nuevamente los proyectos a futuro para finalmente optar por la cancelación de los DLCs.

Square Enix señala que son conscientes de que los fans estaban esperando los episodios y lamentan no poder cumplir sus expectativas, pero la decisión también permitirá poner en marcha el desarrollo de un título Triple-A. No han querido entrar en detalles sobre ese juego y seguramente pasarán varios meses hasta tener más información.

Por su parte, Tabata dijo que tiene otro proyecto que desea consolidar tras su trabajo con Final Fantasy XV. "Por esa razón, he decidido dejar mi posición actual y comenzar mi propio negocio para lograr mi objetivo. A medida que la producción del Episodio Ardyn continúa y Luminous Productions trabaja en nuevos proyectos, sentí que era hora de entregar la antorcha al grupo de colegas talentosos y confiables de la próxima generación y creo que crearán algo increíble", dijo el creativo.

Si bien las partes involucradas dan a entender que todo concluyó en buenos términos, la realidad es que Square Enix tuvo pérdidas millonarias en los últimos seis meses. De acuerdo al comunicado oficial, dedicar sus recursos a juegos de alto presupuesto generó una pérdida de 28 millones de euros, por lo que debían replantearse sus inversiones. Luminous Productions fue el estudio más afectado por los cambios de rumbo de la compañía y, por lo tanto, Final Fantasy XV.