Facebook ha publicado este jueves su segundo informe desde mayo pasado sobre la detección y eliminación de contenido inapropiado en su plataforma.

Da la casualidad de que ayer el diario New York Times publicó un reportaje sobre la pésima gestión de la red social durante el llamado Rusiagate y el escándalo de Cambridge Analytica, lo que ha suscitado fuertes críticas hacia su CEO y fundador, Mark Zuckerberg, y la jefa de operaciones de Facebook, Sheryl Sandberg.

Guy Rosen, vicepresidente de gestión de productos de Facebook, señaló en un post publicado este 15 de noviembre en el newsroom de la compañía:

En general, sabemos que tenemos mucho más trabajo que hacer para prevenir el abuso en Facebook.

De acuerdo con el "Informe de cumplimiento de las normas comunitarias" de la empresa de Menlo Park, estas son las cifras de los diversos tipos de contenidos inapropiados que han sido eliminados entre abril y septiembre del 2018 y el avance con respecto al mismo tipo de contenidos eliminados entre octubre del 2017 y marzo del 2018:

  • 5.5 millones de contenidos catalogadas como "discursos de odio", en contraste con 4.1 millones en el periodo anterior.
  • 2.188 millones de publicaciones consideradas "spam", en contraste con 1.563 millones en el periodo anterior.
  • 1.554 millones de cuentas falsas deshabilitadas, en contraste con 1.971 millones en el periodo anterior.
  • 12.4 millones de identificados como "propaganda terrorista", en contraste con 3 millones en el periodo anterior.
  • 23.3 millones de contenidos con violencia gráfica, en contraste con 4.6 millones en el periodo anterior.
  • 65.6 millones de publicaciones que mostraban desnudos adultos o actividad sexual, en contraste, 42 millones en el periodo anterior.
  • 8.7 millones de contenidos que mostraban desnudos infantiles o explotación sexual fueron eliminados entre julio y septiembre del 2018, sin proporcionar los datos anteriores con respecto a esta categoría por ser nueva.
  • 2.1 millones de contenidos que eran bullying o acoso fueron eliminados entre julio y septiembre del 2018, sin proporcionar los datos anteriores con respecto a esta categoría por ser nueva.

La red social atañe sus avances a la inversión que ha hecho en tecnología y personas en los últimos años "para eliminar de manera más efectiva el contenido inadecuado".

Además del Rusiagate y el escándalo de Cambridge Analytica, la plataforma ha estado recientemente en la mira por la ola de violencia desatada en Myanmar en contra de la población rohingyá, donde Facebook es usado como la principal fuente de información de noticias. La red social ya ha admitido no haber hecho lo suficiente para detectar y eliminar los llamados "discursos de odio" en el país del sudeste asiático.