El ejército norteamericano y los deportes electrónicos son, a priori, elementos difíciles de encajar pero las situaciones desesperadas suelen conllevar medidas desesperadas. Y es que el principal brazo de las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos está apostando fuerte por los eSports como medio para conectar con la juventud y, sobre todo, con potenciales soldados.

Epic Games entra en los eSports con Fortnite: 100 millones de dólares en premios

Como confirman desde Stars and Stripes, el ejército de EEUU está creando un equipo de deportes electrónicos para "llegar a los jóvenes americanos a través de los mundos digitales donde pasan decenas de horas". De esta forma, reclutadores del ejército buscan la oportunidad de hacer crecer sus filas en la participación en torneos presenciales de videojuegos con gran calado en territorio estadounidense como Fortnite o Madden NFL.

Lo que sigue la estela del torneo de Street Fighter V organizado y compuesto por miembros del propio ejército que se retransmitió en Twitch y que llevó a los mejores jugadores a competir en el PAX West Gaming Festival. Movimientos que funcionan como respuesta a la complicada situación por la que pasan las Fuerzas Armadas: el ejército norteamericano no ha cumplido su objetivo de reclutamiento por primera vez desde 2005.

Han faltado más de 6.500 soldados para llegar a la meta fijada en un año en el que se ha hecho un especial esfuerzo para hacer crecer las filas, contando con 200 millones de dólares a repartir entre bonificaciones y primas económicas para los soldados dependiendo de su comportamiento y desempeño. El futuro, además, no es muy halagüeño: un bajo ratio de desempleo impide que los jóvenes que estén trabajando se apunten a las filas y, por otro lado, el número de candidatos potenciales no deja de menguar debido a que, según Stars and Stripes, dos tercios de los norteamericanos de entre 17 y 24 años no son elegibles por problemas en su forma física o por el uso de drogas.

https://hipertextual.com/especiales/esports

El ejército planea realizar pruebas a cientos de jugadores para formar distintos equipos con los que competir en los videojuegos más populares. Y más allá de jugar, los miembros de estos equipos pasarán a formar parte del equipo de marketing y engagement de la armada, teniendo que difundir la marca y, en última instancia, atraer nuevos reclutas a lo largo y ancho del país, en distintos eventos de eSports.

Estos jóvenes también tendrán acceso a versiones prematuras de las apps relacionadas con el ejército ya en marcha y en desarrollo y al software de simulación que utilizan los soldados. De esta forma, ejercerán a modo de embajadores de marca para que los jóvenes de hoy en día comiencen a ver a los soldados a través de otro prisma y, como recalca un portavoz del ejército, "comprendan que hay muchos roles a desempeñar dentro del ejército". Una iniciativa curiosa con el fin de evitar el creciente distanciamiento entre ejército y sociedad.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.