Frank Miller, creador de una de los arcos argumentales más míticos y conocidos de Batman, The Dark Knight Returns, estuvo a punto de tener un final muy distinto al original.

Durante el Comic Con de Londres, Miller reveló que el plan original para el final de la historia era la muerte de Batman, víctima de un tiroteo de la policía, pero al final decidió enfrentarlo con Superman, fingir su propia muerte para después resurgir como el líder de una banda de justicieros mutantes.

Con Batman vivo en la miniserie, Miller tuvo oportunidad de extender la historia por medio de secuelas: The Dark Knight Strikes Again en 2001 y Dark Knight III: Master Race en 2015.

The Dark knight Returns ha servido de inspiración para Christopher Nolan, particularmente el tercer largometraje de su trilogía de películas sobre Batman, The Dark Knight Rises y la inmensa popularidad del cómic ayudó a poner a Batman nuevamente en el mapa como un superhéroe serio, oscuro, alejándolo de la visión cómica y un tanto ridícula causada por la serie de Adam West.