Nadie puede mostrar vacilación a estas alturas de la temporada de cine para decir que la película del año es Avengers: Infinity War (Joe y Anthony Russo, 2018): al margen de si otras la superan en virtudes, por su número de espectadores en el mundo entero —con su correspondiente recaudación taquillera: 2.046 millones de dólares— y los ríos de tinta que ha hecho correr antes y después del día en que se estrenó. Se trata del objetivo al que se propusieron llegar el productor Kevin Feige y los guionistas del Universo Cinematográfico de Marvel junto con Avengers 4, de ahí su relevancia narrativa en la saga y el gran interés que ha despertado en los seguidores de estos superhéroes. Por esa razón, estos últimos seguro que considerarán un auténtico regalo navideño lo que Netflix ha anunciado hoy a través de su cuenta de Twitter:

Que esta película llegará a su plataforma nada menos que en la mañana del 25 de diciembre, día de Navidad. Para publicarlo alegremente y no sin elocuencia, se han servido de una imagen en gif del villano Thanos, el Titán Loco, surgiendo de la oscuridad de su teletransporte y de una referencia a su catastrófico chasquido. Sólo falta por saber si estará disponible en la mayoría de los territorios. Con el lanzamiento de Disney Plus, la plataforma de streaming que difundirá las producciones de la compañía de los nonagenarios Mickey y Minnie Mouse, incluyendo las de Lucasfilm, Pixar y Marvel Studios, es probable que Avengers: Infinity War sea lo penúltimo del UCM que cuelguen en Netflix, con el finiquito de Ant-Man y la Avispa (Peyton Reed, 2018). Pero eso no cambia que aquellos espectadores a los que les chifló la película y los pocos que aún no la hayan visto puedan disfrutarla o sufrirla, de nuevo en muchos casos, durante sus vacaciones navideñas.