Tras la polémica de Google con Android, que se ha saldado con una multa multimillonaria por abuso de posición dominante, algunas voces pusieron el foco en Apple, lo que conllevó a que la Unión Europea también pusiese en marcha una serie de investigaciones preliminares para determinar si la compañía de la manzana también estaba cayendo en el mismo juego que Google, algo que la comisaria de competencia se ha animado a comentar para descartar que Apple tenga una posición dominante en el mercado europeo, y por tanto sea susceptible de sanciones. Al menos por ahora.

Margrethe Vestager, la comisaria de antimonopolio de la Unión Europea desde 2014, ha apuntando en el seno del Web Summit de Lisboa a que la Unión ha descartado, de momento, cualquier sospecha de abuso de mercado sobre Apple.

El asunto estaba en ciernes debido a que había ciertas dudas de si Apple estaban bloqueando el uso de aplicaciones de mensajería a favor de su servicio de iMessage, a lo que la comisaria ha querido dejar constancia a que su mercado no es lo suficientemente grande como para justificar una acción reguladora, amén de que la compañía ofrece libertad para instalar cualquier aplicación en su servicio.

En algunas de las áreas donde hemos tenido investigaciones muy preliminares, encontramos que Apple no es una compañía dominante. Es una compañía grande, pero no tiene un dominio como Google en algunos de sus mercados". Margrethe Vestager, comisaria antimonipolio de la UE.

De hecho, comparando a Apple con Google la Vestager quiso apostillar que en términos regulatorios, Googlesi que es una empresa dominante porque tienen copado el mercado de las búsquedas, y que Apple no tiene la misma fuerza en ninguno de sus mercados.

Es más, sobre las quejas recurrente de los usuarios sobre el ecosistema cerrado de Apple, también se pueden extraer algunas conclusiones de las declaraciones de Vestager: "si una empresa no es dominante, puede hacer todo lo que puede hacer una empresa dominante".